La ley que da combo a la construccion

  Actualidad

La ley que da combo a la construccion

Correa reunió al sector para crear un plan contracíclico, que funcionó hasta que salió la ley de Plusvalía, según un vocero.

Obrero en la construcción de un edificio.

El sector de la construcción espera que tras la consulta popular y que se derogue la ley de Plusvalía sus cifras vuelvan a ser positivas, ya que no consideran que la situación económica del país sea la que los tiene con cifras negativas.

Jaime Rumbea, director y vocero de la Asociación de Promotores Inmobiliarios y Viviendas del Ecuador (Apive), dice a Diario EXPRESO que tras la caída del precio del petróleo el anterior Gobierno reunió en privado al gremio, para crear un plan contracíclico, el cual funcionó hasta que se habló de la ley de Plusvalía.

“El plan se lanzó en marzo de 2015 y se consiguió el mejor marzo desde el 2005, el plan funcionó”, dice Rumbea. Parte del plan fue reducir las tasas de interés de los hipotecarios, en la banca privada bajaron del 10 % al 4,99 % y del Biess del 8,48 % al 6 % y estimular los préstamos para construir casas.

Las cifras demuestran que así fue, en 2011 el Biess entregó $ 824 millones para hipotecarios y en 2015 fueron de unos $ 1.249 millones. Los beneficiarios subieron notablemente en cuatro años, de 8.250 a 77.387.

“Pero, oh sorpresa”, dice el vocero, a finales de mayo de 2015 se anuncia la ley de Plusvalía y desde allí se derrumbó el sector, el plan contracíclico dejó de funcionar.

Al respecto las cifras indican que en mayo de 2015, el Biess dio hipotecarios por más de $ 89 millones; en mayo de 2016 fue por $ 80,8 millones y en mayo de este año por $ 77,9 millones; sí se ve un descenso en el monto de los préstamos.

El presidente encargado de la Cámara de la Industria de la Construcción, Leopoldo Ocampo, aporta con más datos de afectación. Indica que en el primer semestre el Municipio de Quito ha dejado de recibir unos $ 4 millones por impuestos de plusvalía.

Aunque el exconsejero de Hábitat y Medio Ambiente, Virgilio Hernández, dice en una entrevista, que es con la derogación de la ley de Plusvalía que se va a afectar el programa del Gobierno, porque los terrenos serán más caros.

Sin embargo, Rumbea y Ocampo opinan lo contrario.

Ocampo indica que la construcción lleva 26 meses de afectación por la ley de Plusvalía, lo que ha generado que se pierdan 83.000 plazas de trabajo, 134 por día.

Según el Banco Central del Ecuador, la actividad de la construcción lleva ocho trimestres consecutivos de caída. Desde el tercer trimestre de 2015, pero los registros negativos más marcados (-8,7 % y -7,9 %) han sido en los dos últimos periodos ya con la ley de plusvalía aprobada (diciembre de 2016).

Ocampo reconoce que la baja en el sector empezó con la caída del precio del petróleo, de más de $ 100 a menos de $ 50. Pero destaca que se derrumbó con la ley de Plusvalía.

Sin embargo, el expresidente Correa siempre defendió la ley, porque protege a la ciudadanía de los especuladores y que era un muy pequeño grupo que pagaría un porcentaje alto por la ley de Plusvalía y que la mayoría se beneficiaba.

Para Ocampo no es así, ya que la ley es para evitar la especulación del suelo; “y lo único que no trata la ley es la especulación del suelo. Hay contradicción desde allí”, dice.

Destaca que si se trata de pagar impuestos, estos se cancelan siempre y en todo momento. Por ejemplo, al ampliar una casa se pagan impuestos y espera que todo cambie a partir de la consulta popular que se efectuará el próximo año.

“La caída de reservas inmobiliarias aún sigue”

n En junio de este año las reservas inmobiliarias cayeron un 9 %, en julio también descendió (-9,1 %), en agosto la bajada fue menos, pero aún no entra en las cifras positivas (-0,3 %).

Rumbea explica que en el sector inmobilario los indicadores se leen en dos tendencias que son paralelas, una de las reservas y la otra la entrega; porque las reservas se entregan en dos años. Hoy se están entregando las reservas de 2015. De tal manera que entre una curva reserva y de la entrega, que son paralelas, es cuando se efectúa la construcción de la vivienda. En la época buena la muestra era de 1.500 reservas al mes, hoy son de 300 o 400. Hoy se están entregando las reservas del 2015, y la construcción actual está a la caída por las pocas reservas; la tendencia del derrumbe se ve en la caída de los créditos, dice Rumbea.