Leccion de vida

  Actualidad

Leccion de vida

C omo “una estrella en el cielo”, describió Cecilia Dávila a su hija Sofía Orquera, quien es la primera persona con síndrome de Down que se licencia en el Ecuador, y creo que no ha podido definirla mejor.

Frente a lo que muchos pueden pensar, un niño con una condición especial es un lazo de amor en un hogar y una fuente inagotable de lucha y perseverancia, que demuestra que cada esfuerzo y cada día valen la pena.

En el emotivo reportaje realizado por Expreso la semana pasada, se puede observar la historia de Sofía, que transcurre igual a la de otros, con una distinción que la hace especial. Esa única distinción es la actitud ante la vida que tienen ella y su madre, quienes decidieron conducirse por el camino del trabajo, la constancia y el sacrificio.

La nota destaca la importancia de la familia, la confianza de los padres y el apoyo solidario de quienes constituyen un entorno que debe ser asumido con responsabilidad pero sobre todo con cariño y fraternidad. Me refiero al entorno, porque no solo la familia es un apoyo importante, también es necesario el respaldo de terapistas responsables y comprometidas con cada persona que necesita ayuda, así como de maestros y educadores en general, los cuales juegan un rol determinante, ya que en el caso de Sofía estas circunstancias le permitieron avanzar en un estudio regular de colegio y luego empezar a cursar la universidad, logrando licenciarse.

Quiero destacar la actitud de la directora de Atención General del Estudiante de la Universidad Tecnológica Equinoccial. Ella logró captar la sensibilidad para dosificar el currículo de la carrera de esta alumna especial en su dedicación y esfuerzo, a fin de asegurarse de que el trabajo que juntas realizaban tuviera los resultados esperados, demostrando que con conocimiento, paciencia y comprensión del verdadero alcance de la inclusión, podemos hacer mucho por quienes necesitan un soporte diferente en la vida.

He querido compartir con ustedes y especialmente con quienes tenemos esa parte del cielo en nuestros hogares, lo diferente que puede ser el amor y todo lo que puede producir.

colaboradores@granasa.com.ec