Actualidad

“Recibimos una economia deshuesada, desmembrada”

Su fuerte son los números, no la tarima y lo reconoce. El candidato vicepresidencial de Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero, esbozó ayer cuál es su plan económico si resultan electos.

“Recibimos una economía deshuesada, desmembrada”

Su fuerte son los números, no la tarima y lo reconoce. El candidato vicepresidencial de Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero, esbozó ayer cuál es su plan económico si resultan electos. Para eso ya tiene conformado su propio equipo de trabajo.

¿Quiénes están detrás de las propuestas económicas del binomio?

Son personas no muy conocidas, pero son técnicos de altísimo nivel. En este equipo me acompañan, por ejemplo, Gilberto Pazmiño, que fue mi viceministro de Economía; el extesorero de la nación, Fabián Carrillo, y la economista Margarita Andrade.

¿Este equipo cree posible superar el momento económico actual?

El país es viable. No negamos que recibimos una economía deshuesada, desmembrada y que ha perdido prestigio en el mercado internacional. Pero también soy un convencido de que podemos salir de la crisis y tenemos los instrumentos para lograrlo.

¿Cuáles son las metas más ambiciosas de su plan?

Lo primero es ordenar la casa y generar confianza para todos. Nuestra meta es generar unos 200.000 puestos de empleo por año, aspiramos a traer $ 15 mil millones de inversión en todo el período de Gobierno y bajar la pobreza en 15 %.

¿Es posible todo eso pese a que usted afirma que van a recibir un país ‘deshuesado’?

Son metas viables y técnicamente calculadas, no es demagogia. Pero el empleo lo tiene que generar el sector privado, no el Gobierno. El Estado tiene la misión de regular, marcar las reglas del juego y velar porque se cumplan.

Habrá que tomar medidas económicas para ordenar la casa, ¿cuáles serán las primeras?

No podemos adelantarnos, estamos recién anunciando el inicio de este proceso, pero en su momento daremos la información.

Usted habla de mejorar el gasto estatal, ¿esto incluiría despidos en el sector público?

Hablo de que hay que dar el rol que le corresponde al sector privado y al Estado. Hablo de que hay gastos excesivos de diversa índole: en vehículos, en oficinas, en telefonía celular, en viajes, viáticos y sabatinas. Sume todo eso y va a ver que es mucha plata.

¿Eliminarán los subsidios a los servicios básicos o a los combustibles?

Hay que partir entendiendo que los subsidios no son buenos ni malos. Lo que no está bien es que no cumplan su rol y ese es un tema que analizaremos en su momento.

Desde el Gobierno actual se cuestiona su forma de entender y practicar la economía, ¿cómo toma esas críticas?

Solo puedo decir que no soy nuevo en esto, no estamos ofreciendo cosas que no hayamos hecho y los resultados están sobre la mesa. En 2004, logramos el mayor crecimiento económico en cuatro décadas, las mejores condiciones de financiamiento en 40 años y la mayor inversión que se acercaba al 3 % del Producto Interno Bruto. Hoy no llegamos ni al 1 %.

Ahora al técnico le tocará explicar todo esto en las tarimas, ¿lo logrará?

Bueno, de todo hay que aprender en la vida y mi ventaja es que he hecho de todo. Trabajé en tarjetas de crédito, administrando hospitales, bancos. Ahora, que el reto es la tarima, lo haré sin ningún problema.

Lo acusan de ser poco carismático, ¿qué responde?

Para algunas personas, efectivamente, puedo ser poco carismático, para otras resulto ser muy carismático. Me gustaría que eso le pregunten a mis alumnos.

Su fuerte son los números, no la tarima y lo reconoce. El candidato vicepresidencial de Cynthia Viteri, del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero, esbozó ayer cuál es su plan económico si resultan electos. Para eso ya tiene conformado su propio equipo de trabajo.

¿Quiénes están detrás de las propuestas económicas del binomio?

Son personas no muy conocidas, pero son técnicos de altísimo nivel. En este equipo me acompañan, por ejemplo, Gilberto Pazmiño, que fue mi viceministro de Economía; el extesorero de la nación, Fabián Carrillo, y la economista Margarita Andrade.

¿Este equipo cree posible superar el momento económico actual?

El país es viable. No negamos que recibimos una economía deshuesada, desmembrada y que ha perdido prestigio en el mercado internacional. Pero también soy un convencido de que podemos salir de la crisis y tenemos los instrumentos para lograrlo.

¿Cuáles son las metas más ambiciosas de su plan?

Lo primero es ordenar la casa y generar confianza para todos. Nuestra meta es generar unos 200.000 puestos de empleo por año, aspiramos a traer $ 15 mil millones de inversión en todo el período de Gobierno y bajar la pobreza en 15 %.

¿Es posible todo eso pese a que usted afirma que van a recibir un país ‘deshuesado’?

Son metas viables y técnicamente calculadas, no es demagogia. Pero el empleo lo tiene que generar el sector privado, no el Gobierno. El Estado tiene la misión de regular, marcar las reglas del juego y velar porque se cumplan.

Habrá que tomar medidas económicas para ordenar la casa, ¿cuáles serán las primeras?

No podemos adelantarnos, estamos recién anunciando el inicio de este proceso, pero en su momento daremos la información.

Usted habla de mejorar el gasto estatal, ¿esto incluiría despidos en el sector público?

Hablo de que hay que dar el rol que le corresponde al sector privado y al Estado. Hablo de que hay gastos excesivos de diversa índole: en vehículos, en oficinas, en telefonía celular, en viajes, viáticos y sabatinas. Sume todo eso y va a ver que es mucha plata.

¿Eliminarán los subsidios a los servicios básicos o a los combustibles?

Hay que partir entendiendo que los subsidios no son buenos ni malos. Lo que no está bien es que no cumplan su rol y ese es un tema que analizaremos en su momento.

Desde el Gobierno actual se cuestiona su forma de entender y practicar la economía, ¿cómo toma esas críticas?

Solo puedo decir que no soy nuevo en esto, no estamos ofreciendo cosas que no hayamos hecho y los resultados están sobre la mesa. En 2004, logramos el mayor crecimiento económico en cuatro décadas, las mejores condiciones de financiamiento en 40 años y la mayor inversión que se acercaba al 3 % del Producto Interno Bruto. Hoy no llegamos ni al 1 %.

Ahora al técnico le tocará explicar todo esto en las tarimas, ¿lo logrará?

Bueno, de todo hay que aprender en la vida y mi ventaja es que he hecho de todo. Trabajé en tarjetas de crédito, administrando hospitales, bancos. Ahora, que el reto es la tarima, lo haré sin ningún problema.

Lo acusan de ser poco carismático, ¿qué responde?

Para algunas personas, efectivamente, puedo ser poco carismático, para otras resulto ser muy carismático. Me gustaría que eso le pregunten a mis alumnos.