“El problema no es quien gobierna sino cuanto poder le concedemos”

  Actualidad

“El problema no es quien gobierna sino cuanto poder le concedemos”

E ntre la democracia y la dictadura existen innumerables diferencias, entre una de ellas está: en que la democracia se basa en las ideas de igualdad y libertad y en dictadura no existe la igualdad y mucho menos la libertad. La democracia te trae como beneficio unos derechos, unos deberes y obligaciones para la mejor convivencia pero en la dictadura no existen los derechos solo los deberes y las obligaciones impuestas. Esto no es para perder fe en la democracia como un mecanismo pacífico para asegurar la alternancia en el poder. Popper en “La Sociedad abierta y sus enemigos” agrega que uno podría simplificar las cosas distinguiendo básicamente entre dos tipos de gobiernos: los que tienen instituciones que limitan el poder y permiten la remoción pacífica de los gobernantes y las tiranías. Finalmente, Popper expresa que la pregunta de ‘¿cómo es ejercido el poder?’ y ‘¿qué tanto poder se ejerce?” por lo que debemos aprender, que a largo plazo todos los problemas políticos son problemas institucionales, problemas del marco legal en lugar de las personas, y el progreso hacia más igualdad puede ser asegurado solamente mediante el control institucional del poder. Dicho de otra forma, el problema no es quién gobierna sino cuánto poder estamos dispuestos a darle y cómo le permitimos que lo ejerza. Nuestra experiencia indica que hemos sido peligrosamente generosos y permisivos. Por lo que es necesarios cambios profundos para el bien de nuestra patria.

Ab. Franklin Lituma Manzo