“Con este plan no tuve que pagar nada”

  Actualidad

“Con este plan no tuve que pagar nada”

“Con este plan no tuve que pagar nada”

Fernando Guzmán tenía, otra vez, dificultades para escuchar. El oído izquierdo se le había taponado, como le ocurre cada cierto tiempo por un problema de acumulación de cera. Sabía que era hora de volver al médico para otra revisión. Y, seguramente, para otro lavado de oídos.

Fue cuando pensó en las opciones. Si lo intentaba por el seguro público, le tocaría esperar hasta que hubiera cita. “No es algo grave, pero sí muy molesto porque no lograba oír bien. Eso es desesperante y te limita en la comunicación”.

Si acudía, como otras veces, a un médico privado, tendría que pagar un alto costo por la consulta. Pero fue cuando recordó que podía acceder a un beneficio como suscriptor de EXPRESO.

Este ingeniero comercial, de 69 años, había acudido a una agencia de la Alborada unos días antes para activar el seguro de salud que le ofreció el diario, de manera gratuita. En la agencia le comunicaron que en 48 horas podía hacer uso de este. “En ese momento no lo necesité, pero cuando se me presentó el problema, decidí probar”.

Llamó a solicitar la cita y se la dieron inmediatamente en Medikal de La Garzota. “Cuando llegué, no tuve que pagar nada, solo verificaron que estuviera en la lista, me pesaron y me tomaron la presión”.

Luego, esperó cinco minutos para entrar al consultorio del médico general. “En otros lados ni siquiera me auscultaban, aquí sí me revisaron. Y no fue necesario un lavado de oídos. Me mandaron una receta en la que no gasté ni dos dólares”, recordó.

Y con esa receta, ahora oye bien. “No tengo otros problemas de salud, pero si se me presentan, no dudaré en usar este seguro. Además, mi esposa también podrá beneficiarse”.

Fernando Guzmán está complacido con la atención. “No solo me informo todos los días con EXPRESO, sino que con la tarjeta de suscriptor recibo descuentos en locales y ahora, además, atienden mi salud. Y sin pagar nada adicional”.