“Los periquitos de mi barrio”

  Actualidad

“Los periquitos de mi barrio”

El centenario ceibo de mi barrio (Coronel y García Goyena) es admirado por la gente que pasa; en él habitan bulliciosos periquitos; de mañana saludan al nuevo día, cantando y danzando alrededor de él; luego van a comer a los arrozales cercanos; algunos de ellos no regresarán ya que los cuidadores de los sembríos les disparan para espantarlos porque, según ellos, les son un perjuicio. De tarde, regresan agradecidos por el alimento recibido y por otro día más de vida; les hacen falta algunos compañeros que han caído abatidos por las balas; pero, (dejándonos una enseñanza) igual seguirán viviendo alegres y agradecidos a pesar de las circunstancias.

Miguel Ulloa Paredes