“El pensamiento de un politico equilibrado debe ser coherente”

  Actualidad

“El pensamiento de un politico equilibrado debe ser coherente”

He visto, no sin cierto sentimiento de pena, cómo una persona que supuestamente ha seguido una carrera universitaria y que ha ocupado altos cargos políticos, puede incitar a realizar actividades reñidas con la ley y atentar contra el orden público.

Una actitud de este tipo es una clara demostración de que su cerebro no tiene más espacio que para el dogma y el fanatismo. Esto evidencia con claridad la falta de coherencia y de análisis.

Ayer, mientras estaban en el gobierno el grupo que apoyaba el gobierno del expresidente Correa, entre ellos el señor Patiño, apresaba a quienes solamente pensaban diferente, no se diga a quienes públicamente incitaban a rebelarse contra ese gobierno, calificaban de terroristas, de delincuentes a quienes osaban manifestar ideas distintas. Entonces era un delito esta actividad. Hoy entonces, el señor Patiño ¿es un delincuente? ¿un guerrillero?

El pensamiento de un político equilibrado debe ser coherente y debe propender a la justicia. Quien pretende que la verdad y la justicia están solamente con una línea de pensamiento está totalmente equivocado. No es digno de participar en una democracia. No es un político, es un fanático, enceguecido y obsesionado con una sola idea, fija.

En el Ecuador y en cualquier país, que se precie de tal, no debería haber espacio político para este tipo de personas.

Ing. José M. Jalil Haas