Actualidad

“El modelo hiperpresidencial”

Se advirtió por 10 años de las consecuencias de aplicar el modelo hiperpresidencial marxista. Un poder ejecutivo ‘jefe de todos los poderes’ monopoliza las entidades de control sin contrapesos ni límites democráticos para el poder totalitario. Dice John Saul: “el modelo hiperpresidencial reduce el estado a corporación mercantil al servicio de la clientela electoral del partido de la revolución.

La discrecionalidad es caldo de cultivo para sobreprecios, coimas y tráfico de influencias cortesano. El espíritu de cuerpo partidario anula sistemáticamente toda rendición de cuentas desatando la hipercorrupción pública.

Paul Tapia Goya