“No hemos hecho mal las cosas”

  Actualidad

“No hemos hecho mal las cosas”

La promoción de las exportaciones e inversiones ecuatorianas está en manos de una ambateña. Silvana Vallejo tiene 26 días de haber asumido la dirección de Proecuador, entidad a la que le impondrá varios retos, como el lograr un mayor número de exportac

Es la directora del Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Proecuador). Antes fue viceministra de Política de Comercio Exterior.

La promoción de las exportaciones e inversiones ecuatorianas está en manos de una ambateña. Silvana Vallejo tiene 26 días de haber asumido la dirección de Proecuador, entidad a la que le impondrá varios retos, como el lograr un mayor número de exportación de servicios del país.

Sin embargo, usted ha asumido en una etapa bastante complicada, caracterizada por el descenso de las exportaciones no petroleras, justo lo que a usted le toca promocionar...

La baja de exportaciones no es un síntoma de que hemos estado haciendo mal las cosas. Debemos reconocer que hay un shock externo. Hemos registrado una caída de precios en varios de nuestros productos, una caída que se ha dado por el fortalecimiento del dólar, la devaluación de monedas y por una mayor oferta exportable (a nivel internacional).

¿Las restricciones a las importaciones, que también afectaron a varias industrias exportadoras, no provocaron un efecto contraproducente?

Esa política temporal no apuntó a las materias primas que utilizan las industrias.

Según empresarios, sí...

Cuando se revisaron las partidas arancelarias se trató de que no estén materias primas, pero si alguien se veía afectado tenía la oportunidad de hacer la solicitud de revisión. Se recibieron pocas observaciones... Habrá un nivel de correlación, pero no es el principal motivo de esta baja. Ahora que hay una tormenta tratamos de que el barco siga navegando. Esperamos tener una recuperación en el segundo semestre de este año.

¿Hacia dónde apuntará su gestión?

Lo que estamos haciendo es redoblar esfuerzos en la promoción, trabajar más en posicionar la diferenciación de nuestros productos en el mercado internacional. Otros elementos que empujaremos son las exportaciones de servicios y la atracción de inversiones. Creo que hay mucho por hacer en tema de servicios, tenemos conocimientos y oferta en el área de software, consultoría, construcción, publicidad, turismo. Actualmente este sector mueve unos $ 2.300 millones en exportaciones, pero no todas las ventas se registran. Así que solo mejorando ese registro, ya podemos dar un paso.

El Mipro admitió la importancia de aperturar nuevos mercados, ¿ustedes, como uno de los entes ejecutores, cómo se preparan para esto?

Trabajaremos en eso dependiendo de nuestra oferta. A través de nuestras oficinas comerciales (31 en 26 países) estamos detectando poco a poco esas oportunidades. Por ejemplo, hoy estamos viendo una gran demanda de pitahaya en mercados asiáticos, una oferta que como país tenemos... Y así armaremos un mapa de potencial demanda.

Ahora que se negocia un tratado con Corea del Sur, ¿qué oportunidades se detectan con ese país con el cual tenemos una balanza deficitaria?

Pese al déficit con ese país, nuestras exportaciones han venido escalando a tasas importantes. Eso da la pauta de que hay una oportunidad. Ya tenemos una oficina comercial allá que nos ayudará a posicionar productos acuícolas sobre todo café, banano y frutas tropicales.