“En diez anos no habra incremento de buses”

  Actualidad

“En diez anos no habra incremento de buses”

La entidad dirigió un escrito a este Diario, en el que hace referencia a un artículo publicado el lunes pasado con el título ‘De ciudadelas a paraderos’.

La nota publicada el lunes por este Diario, a la que alude la ATM, reseñó cómo ciudadelas como la Kennedy ahora son parte de la ruta de decenas de colectivos.

En diez años no habrá un incremento de buses o de cooperativas de servicio público urbano, asegura la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), al enumerar las medidas que ha tomado para ordenar este sistema de transporte desde que asumió la competencia de tránsito en agosto de 2015.

La entidad dirigió un escrito a este Diario, en el que hace referencia a un artículo publicado el lunes pasado con el título ‘De ciudadelas a paraderos’.

La nota periodística reseñó cómo algunas ciudadelas como la Orellana, Kennedy y Huancavilca, que nacieron como zonas residenciales, ahora son sitios de paso de decenas de cooperativas de buses.

Los vecinos de esos sectores se quejan no solo del congestionamiento vehicular, sino del ruido y la contaminación por las emanaciones de esmog.

Al respecto, la ATM reivindica que, desde que asumió la competencia, “se encuentra trabajando muy seriamente en mejorar ese servicio” y al mismo tiempo en tomar en consideración los efectos colaterales que se generan en varios sectores de Guayaquil.

Según recuerda la entidad, cuando asumió la competencia encontró “un sistema de buses urbanos sobrepoblado, con mucha informalidad y con ausencia de control”.

Por ese motivo, una de las primeras medidas que tomó fue un estudio de reordenamiento de rutas, que concluyó el año pasado. De igual forma, un censo de las unidades para determinar el número exacto de ellas y las condiciones en que estaban operando.

Una de las conclusiones de esas medidas es que existe una sobreoferta considerable de buses, lo cual congestiona las calles de Guayaquil y, a la vez, vuelve deficiente el servicio.

Tras el censo, se determinó que en promedio hay 2.500 buses operando en la ciudad.

Al final, enumera siete medidas específicas que ha tomado en su objetivo de reordenar este servicio (entre las que destaca la moratoria de diez años para un nuevo incremento de unidades), las cuales se resumen en el cuadro adjunto.