Actualidad

“No podemos dar malas senales a los inversionistas extranjeros”

“No podemos dar malas señales a los inversionistas extranjeros”

Acaban de anunciar que no hay dinero para el mantenimiento de carreteras ¿Cómo esperan inversión externa sin infraestructura? Todo inversionista verifica: seguridad política, leyes laborales, movilidad, facilidad de comunicación por redes, fuentes y calidad de energía, puertos y aeropuertos y seguridad interna. Si todo ello le ofrece garantía razonable, entonces escogerá el volumen de inversión por área y planes de expansión.

¡Cómo es posible que se diga, sueltos de lengua, que no hay dinero para mantenimiento vial, y sí se propone un tren playero! Novelería que cae en demagogia disparatada, sin atisbo de la menor planificación. Increíble.

En un buen gobierno, todo debe funcionar; se racionaliza en viajes al exterior, se limita gastos en celebraciones desmedidas patrioteras y localistas, se reduce la publicidad de imagen, se concesiona obras a la empresa privada, que ellos pongan el capital, pero con márgenes razonables de utilidad.

Toda nueva administración se toma un lapso, no muy grande, para valorar la realidad en la que se inicia, ¿Qué tenemos? ¿Compromisos por cubrir? ¿Qué plazos? ¿Qué hay que hacer? ¿Cuánto necesitamos?. Y contestamos ¿Quién lo hace? ¿Cómo? ¿En que tiempo? Manos a la obra, son principios básicos de administración gerencial.

Daniel Uyaguari