Actualidad

“Se cambia la dieta”

Los granos salieron de la dieta tricolor para el partido contra Bolivia, mañana en La Paz, por las eliminatorias al Mundial de Rusia.

Prevención. El delantero Fidel Martínez elige sus alimentos para desayunar en la Casa de la Selección. Las opciones principales son cereales, lácteos, frutas y productos livianos.

Los granos salieron de la dieta tricolor para el partido contra Bolivia, mañana en La Paz, por las eliminatorias al Mundial de Rusia.

En su lugar ingresaron otros alimentos como carbohidratos simples y remolacha. Al ser rica en hierro, fomenta la producción de anticuerpos y estimula los glóbulos rojos, que brindan el oxígeno a las células. Ayuda en la recuperación.

Según el médico deportólogo de la Tricolor, Andrés Arce, el cambio en la dieta es para disminuir, de manera natural, los efectos de la altura.

“Nosotros preferimos los procesos biológicos con sustancias naturales, esto nos da mejores resultados”, dijo Arce.

Lo aclaró, porque otra fórmula utilizada en el mundo es el trabajo en la cámara hipobárica. Arce no cree que sea una gran ayuda, ya que su beneficio es mínimo.

“Ecuador es un país rico en productos naturales y hemos recurrido a ellos basados en una buena documentación que tenemos”, agregó.

Según el deportólogo Óscar Concha, los líquidos en abundancia también ayudan al cuerpo. Explicó que los granos no son recomendables porque generan muchos gases en las ciudades de mayor altitud.

Los alimentos pesados tampoco se incluyen en los días previos porque “la altura produce daños digestivos”, dijo.

Frutas ricas en líquidos, como la sandía, son ideales. También, cereales y lácteos.

El médico de la selección, Patricio Maldonado, explicó que desde que se hizo la convocatoria se aplicó un trabajo científico para que los jugadores estén listos para los dos partidos. El estudio fue individual, de acuerdo a la condición física de cada convocado. Allí se analizó la ciudad en la que se desempeña y los resultados de los análisis realizados apenas se sumaron a la Casa de la Selección. Según él, no dejaron ningún dato suelto.

El cambio en la dieta no es la única medida. El viaje de ayer hasta La Paz también está relacionado. “Llegaremos con un tiempo adecuado para no tener muchos problemas”, indicó Maldonado.

Él explicó que este trabajo se aplica desde las eliminatorias al Mundial de 2002. “Hemos acumulado la experiencia suficiente y además confiamos en que existe la memoria fisiológica en los futbolistas”, concluyó.

Esa memoria les ayuda para responder mejor ante la exigencia, así ya no vivan en una ciudad de altura. Su adaptación es mejor.