Actualidad

Largas filas para cobrar pensiones

Jubilados del IESS acudieron a los bancos para realizar el cobro de sus pensiones jubilares.  Las entidades aplicaron medidas de seguridad.

ancianos en cobro de  (31457010)
Situación. Largas filas se registraron en las afueras de los bancos este viernes 20 de amrzo.Gerardo Menoscal / EXPRESO

Una fila conformada en su mayoría por jubilados, daba la vuelta a la manzana en los exteriores de un banco ubicado en las calles 6 de Marzo entre Colón y Alcedo, en el centro de Guayaquil.

Ellos acudieron desde las 08:00 del viernes 20 de marzo, para realizar el cobro de sus pensiones jubilares que acreditó el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) con los pagos a los pensionistas por vejez, invalidez, discapacidad, viudez, orfandad y riesgos de trabajo.

Hospital los ceibos coronavirus

Covid-19: Suspenden área de Consulta Externa en el IESS de Los Ceibos

Leer más

La disposición, que fue emitida el jueves 19 de marzo en las redes sociales de la institución, incluyó el pago del decimotercer sueldo para la región Costa y Galápagos. Asimismo, las acreditaciones fueron realizadas directo en las cuentas.

Sin embargo, en un recorrido que hizo EXPRESO en algunas instituciones financieras, se constató la aglomeración de personas que acudieron incluso con sus familiares, para realizar la recaudación.

“Estamos esperando que nos atiendan, es nuestro dinero, nuestro derecho. Hay personas que no pueden ni caminar, pero aún así nos toca venir”, manifestó Jorge Macario, mientras esperaba entrar a la entidad bancaria del centro.

Atrás de él se encontraba Ángel Taxi, quien se quejó que algunos pensionistas lleguen con sus parientes, aumentado así la aglomeración. “Lo peor es que hay enfermos que no pueden ni caminar”, añadió.

Los jubilados coincidieron en que, aunque no respetaban la medida de quedarse en casa, debían hacer el cobro para suministrarse de víveres y medicinas. “Es por eso que estamos desde temprano aquí. Es el último día laboral”, dijo Franklin Rojas.

Adentro de la institución la situación era diferente. No había filas, pues solo estaba permitido el ingreso de 30 personas, y estas debían estar separadas a un metro de distancia.

Alisson Salazar, trabajadora de la entidad, mencionó que, producto de las largas filas, se tuvo que atender más temprano de lo habitual, pero el cierre sería a las 14:00. “Hemos atendido a gran parte de jubilados. Nuestra labor está en cuidar al momento que ingresan y se mejoró con la atención con los cajeros”, señaló Salazar.

jubilados

El IESS pagará este viernes las pensiones jubilares

Leer más

En los exteriores de los bancos que cuenta el centro comercial Mall del Sur también se registraron largas hileras. No obstante, algunas de las instituciones no abrieron sus puertas, pero habilitaron los cajeros automáticos.

“Es lamentable que en plena crisis que vivimos no atiendan, se deberían implementar otros servicios sobre todo a las personas que no manejan el Internet”, remarcó el estudiante universitario Vicente López.

En las puertas de ingreso de las entidades que no atendieron, se colocaron avisos donde explicaron que con la finalidad de apoyar las medidas de prevención y evitar la propagación del COVID-19, los usuarios utilicen los canales electrónicos y servicios disponibles a las respectivas páginas webs oficiales.

Pasadas las 11:00 de ayer, el IESS se pronunció sobre la aglomeración de personas que se registraron en las entidades. Lo hizo a través de un comunicado en su cuenta de Twitter.

En el documento se detalló que el pago de pensiones de jubilación están “acreditadas puntualmente, desde ayer, en las cuentas bancarias respectivas, por ende, no es necesario asistir a puntos de atención o a entidades financieras, para realizar el cobro”.

Algunos usuarios sin protecciones

Ante la aglomeración de personas en las inmediaciones de las instituciones bancarias del centro, fue necesaria la asistencia de agentes de la Policía y del Ministerio de Salud. Por ejemplo, Nicolás Carvajal, funcionario de la Zona 8 de esta cartera de Estado, comunicó a los jubilados los riesgos que corrían por estar tan apegados. “No todos lo acatan, la mayoría de las personas no cumplen con las medidas sanitarias”, indicó.