Ladrones amenazaron a ninos

  Actualidad

Ladrones amenazaron a ninos

Uno de los pillos apuntó a las cabezas de los pequeños. Un infante, quien estaba en un coche junto a su madre, fue abrazado y consolado por ella. En otros sectores hubo dos hechos similares.

Un sujeto amedrentó con su arma a un niño, quien indefenso levantó sus manos.

Su desesperación era evidente. Trataba de proteger a su hijo, a quien tenía junto a ella dentro de un coche, pero los nervios la habrían bloqueado y, al parecer, no sabía qué hacer.

A menos de dos metros tenía a dos delincuentes que gritaban e insultaban a las personas que habían llegado a un local de venta de yogures y comidas rápidas, en la quinta etapa de Mucho Lote, en el norte de Guayaquil, la noche del pasado domingo.

La mujer intentó agarrar el coche y moverlo, pero en un segundo cambió de decisión y quiso cargar a su pequeño, pero antes de que lograra levantarlo, uno de los maleantes se le acercó por la espalda y con un arma apuntó a la cabeza del infante, quien, sin tener conciencia de lo que sucedía, volteó su rostro hacia el ladrón.

Sin embargo, esa acción no apiadó al sujeto, porque de inmediato amedrentó a la madre para que se levantara y le entregara sus pertenencias de valor. Y cuando el tipo se alejó, la señora se sentó y se abalanzó hacia su hijo, para abrazarlo y consolarlo.

▶Lee: Veintitrés grises Navidades en Puerto Hondo

Luego el individuo salió al portal para fungir de campanero mientras su compinche trataba de abrir las cajas registradoras, aunque no lo consiguió.

Cuando los individuos apenas habían entrado, los empleados corrieron hacia la parte posterior, donde tienen una salida de emergencia, y lograron ponerse a buen recaudo, según

contó el propietario del negocio, Fabián Campoverde.

“Por eso solo lograron llevarse teléfonos y dinero de las víctimas. Pusieron en riesgo la vida de algunas personas, incluso de niños”, mencionó el comerciante.

Y es que los pillos no solo habían intimidado al niño del coche. En el local había otros dos menores de edad. “Uno de ellos tenía alrededor de 10 años. También fue apuntado”, acotó el dueño del establecimiento.

En las imágenes del sistema de vigilancia del negocio se observa que a una de las primeras personas que los delincuentes amenazan es a un niño, quien al ser intimidado levanta sus manos y luego su camiseta para mostrar que no porta nada de valor.

Finalmente, los ladrones corrieron y se embarcaron en una tricimoto que los esperaba a pocos metros. De ahí, habrían escapado hacia Bastión Popular.

▶Lee: Caso Buena Fe: Casa donde niña fue violada y estrangulada permanece cerrada

Algunos moradores lamentaron la falta de policías y patrullajes en la zona. “Son unos cien locales que hay en este sector. Hace falta más control”, dijo Patricia Rodríguez.

En cambio, el capitán Roosvelt Gallegos, jefe del circuito policial Mucho Lote, sostuvo que sí realizan rondas frecuentes, pero aclaró que desde el jueves de la semana pasada, la Unidad de Policía Comunitaria Móvil (UPCM) que hacía base en ese sector sufrió un desperfecto.

“El fin de semana no pudo salir. Hoy (lunes) sale desde las 16:00 la UPCM. Parece que el delincuente hace también su inteligencia y al ver la ausencia cometieron este asalto”. El oficial confirmó que en la última semana se habrían cometido seis atracos en la misma zona.