Jurasicos y virtuales

  Actualidad

Jurasicos y virtuales

Lo de jurásicos se refiere a los viejos que responden al mundo del libro, del diálogo cara a cara, de las serenatas nocturnas, del enamoramiento con disco de vinil y de los bailes presenciales. A quienes no encajan en el mundo virtual de hoy por ser un producto histórico en una sociedad que no reconoce memoria, saber, cultura y modo de ser y de vivir propios de personas de seis décadas, con canas, que se han jubilado en un tiempo líquido y posmoderno. La cultura occidental de hoy no valora ni valida el conocimiento y la palabra de los ciudadanos de ayer, quienes son portadores de un saber que la sociedad virtual pretende negar, obviar, silenciar y hasta descartar. Al parecer, los jurásicos desafían los tiempos que corren y la forma de ser, de hacer, de pensar, de vivir, de responder y de actuar de nuestros días.

Valdría destacar seis aspectos que evidencian la falta de acoplamiento entre los virtuales y los portadores del saber y cultura de viejo cuño: 1) fractura entre lo nuevo y lo viejo, lo moderno y lo tradicional; 2) ausencia de un reacomodo o recuperación y valoración de la cultura y la memoria social, cognoscitiva y emocional de los jurásicos; 3) incomodidad que los jurásicos generan a los millennials, quienes no enfrentan ni resuelven los problemas socioeconómicos, políticos, emocionales y afectivos desde el cara a cara; 4) imposibilidad de los jurásicos de renunciar y desechar ese modo de ser-hacer y de vivir, que perturba a los millennials; 5) inexistencia de una reestructuración del ser social y aceptación de estratos socioculturales, psíquicos y emocionales de las diversas generaciones; 6) el hecho de que el saber y la cultura jurásicos no pueden ser virtualizados ni reducidos a esquemas de desechos tóxicos. Hay otros aspectos, pero estos pueden ser los centrales.

El desafío radica en cómo tolerar a los jurásicos en su modo de vivir y de crear cultura, sin que los millennials pretendan volverlos sujetos-sujetados de su terreno, lo cual resulta imposible porque ellos son portadores de otra memoria, cultura, modo de ser, de vivir y de comprender. Tienen sensibilidad diferente. La tarea de hoy es terminar con la terquedad de querer virtualizar a los jurásicos y de hacer jurásicos a los millennials.