Jose Serrano: “Me debo a un proceso politico y a un movimiento”

  Actualidad

Jose Serrano: “Me debo a un proceso politico y a un movimiento”

Ganó la curul con 3’000.000 de votos y eso le catapultó a la presidencia de la Asamblea. José Serrano, de PAIS, prometió abrir el diálogo y tender puentes durante su gestión. Pero su organización se quedó con las principales dignidades de la segunda fu

Ganó la curul con 3’000.000 de votos y eso le catapultó a la presidencia de la Asamblea. José Serrano, de PAIS, prometió abrir el diálogo y tender puentes durante su gestión. Pero su organización se quedó con las principales dignidades de la segunda funci

Esta semana estrenó su nuevo y amplio despacho. Tiene un mueble lleno de fotografías familiares que va con él a todas partes. Entre ellas están la de su padre y hermano fallecidos. Otra con Fito Páez, cantante argentino, y con el mandatario saliente, Rafael Correa. El flamante presidente de la Asamblea, José Serrano, habló con EXPRESO sobre su gestión, la fiscalización, la agenda legislativa, la oposición y su organización política.

- ¿Cómo pondrá en la práctica la oferta de diálogo y apertura en la Asamblea?

- Planteamos el diálogo, que no es negociar porque con los derechos y la lucha contra la pobreza no se negocia. Ese diálogo es convocar a las dos partes y sentarse en la misma mesa. En otras palabras, el debate político será la base del diálogo para los consensos y los disensos. En los primeros días hemos visto el diálogo en la práctica para elegir las comisiones y el Consejo de Administración Legislativa (CAL). Hemos llegado a acuerdos, no negociaciones.

- ¿No fue un mal precedente haber vetado el nombre de Guillermo Celi, que era la primera opción de CREO-SUMA para el CAL?

- Reitero: el proceso de diálogo hay que profundizarlo sobre los consensos y disensos. No hablamos de vetos, sino de votaciones que permiten implementar este diálogo. El Pleno se resuelve con los votos.

- En la distribución de comisiones también hubo problemas y descontentos. Incluso el legislador de PAIS, Alberto Arias.

- Los temas internos del bloque los procesamos con una metodología similar y el diálogo. Siempre encontramos mecanismos para que los compañeros puedan tener motivaciones e incentivos en cualquiera de las comisiones. Eso hicimos con Alberto Arias.

- ¿Por qué entregaron la Comisión de Participación a la oposición? Esa mesa no logró instalarse ni elegir autoridades ¿qué le pareció eso?

- No haré un juicio de valor de cómo se procesan los cambios en las comisiones. No es que la entregamos, estamos en debate político. Allí, tal vez, no existieron los acuerdos para determinar quiénes estarán al frente de esa comisión. Pero seguro que, en los próximos días, llegarán a un acuerdo.

- ¿Qué espera de la oposición?

- Lo fundamental es profundizar el debate político sobre la base de los conceptos e ideología pero que no se convierta en show político ni en difamaciones o injurias. Ese debate nos permitirá construir ejes y hacer control político para satisfacer las necesidades de nuestros compatriotas. Es decir, proteger los derechos y garantizar el ejercicio de ellos.

- Han hablado mucho de fiscalización, pero repiten el modelo anterior con María José Carrión en la comisión, ¿no habrá cambios entonces?

- Es un espacio al que hay que darle muchísima validez en la medida que exista la experiencia suficiente para trabajar adecuadamente. En esa comisión ocasional, se procesan las rendiciones de cuentas y el control político. Más adelante, todas las comisiones harán convocatorias bimensuales a los ministros y funcionarios.

- ¿La mayoría de PAIS está dispuesta a interpelar a sus propios compañeros? Hay muchos casos de corrupción, sobre todo, en los sectores estratégicos.

- Habrá que ver cómo se presenten los temas de ese control político. Pero no debemos confundir aquellos temas de carácter judicial con los de carácter político. Si hay temas judiciales, que tienen relación con temas políticos, convocaremos al fiscal y al contralor para verificar cómo se llevan esos procesos.

- ¿Entre ellos podría estar el reelecto vicepresidente de la República?

- No caeré en el plano de las especulaciones ni responderé a suposiciones que no se plantean. Lo fundamental es manejar la Asamblea en el tema administrativo, legislativo y en control político de manera transparente y sintonizada con el pedido de los ciudadanos.

- ¿Cuáles serán los cambios en su administración? Usted mencionó el trabajo en territorios ¿eso implicará un gasto adicional?

- Trabajaremos de lunes a jueves en el Pleno y en las comisiones. Una semana habrá trabajo en los territorios y los asambleístas deberán presentar una planificación trimestral, así como un informe de labores. Tendrán que reunirse con organizaciones de productores, sociales, jóvenes, universidades, mujeres. A partir de eso, recibiremos denuncias y propuestas de ley de la ciudadanía.

- ¿Qué agenda legislativa tiene su organización?

- Tenemos una agenda relacionada con los 100 primeros días del Gobierno. Hay un compromiso por la minga agropecuaria, para pagar la deuda histórica con ese sector. Además, es necesario generar varias leyes y reformar a otras. Además, habrá reformas de carácter económico-fiscal que promuevan el desarrollo económico y productivo del país. Está prevista una ley de Responsabilidad Nacional para luchar contra el micro y macrotráfico, así como una ley contra la violencia de género para tener más niveles de seguridad ciudadana. También requeriremos hacer normativa para aplicar el plan Toda una Vida (anunciado por el presidente electo).

- ¿Cómo será la relación entre el Legislativo y el Ejecutivo?

- Habrá un diálogo permanente con el presidente de la República, pero también con los otros poderes del Estado.

- En el período parlamentario pasado, los proyectos de la oposición se quedaron archivados. ¿Qué pasará ahora?

- Aquí lo clave es cómo logramos procesar los requerimientos de la ciudadanía. Si hay propuestas con esos elementos normativos tenemos que tomarlos en cuenta y debatirlos.

- ¿Cómo levantará la imagen de la Asamblea que tiene una baja calificación?

- Con el trabajo de los 137 asambleístas.

- ¿Cómo se siente venir de un ministerio a la Asamblea?

- La responsabilidad es mayor. En la Asamblea no se representa al Ejecutivo, sino al electorado que confió en la propuesta.

- ¿Usted pertenece a la línea del correísmo o de Lenín Moreno?

- Me debo a un proceso político y a un movimiento.

- ¿Qué pasará en Alianza PAIS cuando el presidente Rafael Correa salga del Gobierno?

- No sale del movimiento, Rafael Correa seguirá como adherente de la organización. Los espacios se consiguen por liderazgos, no por cacicazgos. El presidente de la República ha demostrado que es un líder no un cacique. Esta perspectiva ha generado una doctrina que habrá que levantar documentadamente y, obviamente, recibiremos el aporte de un hombre que ha transformado el país. Un liderazgo que ha marcado una línea de acción que no debemos olvidar ni dejarla atrás. Al mismo tiempo, eso tiene relación con el proceso político.

- ¿Le gustaría ser presidente de la República?

- A mí me gustaría cumplir la expectativa de los ciudadanos en la Asamblea. Pero, además, quisiera dar más tiempo a mis cinco hijos. Algunos de ellos van creciendo y escogen el propio destino en su vida.