La jornada electoral peruana llega al ecuador marcada por una baja asistencia

  Actualidad

La jornada electoral peruana llega al ecuador marcada por una baja asistencia

Previamente, habían informado de que estaba previsto habilitar 84.323 mesas de sufragio, distribuidas en 11.299 locales de votación.

9bef7eb320958fa9e398f714599adfaa38123d7cw
Un hombre sale de marcar su voto hoy, en Lima (Perú).efe

La baja asistencia a las urnas marcó las primera horas de las elecciones locales y regionales peruanas, donde el voto es obligatorio, lo que hizo que muchas mesas electorales no se pudieran constituir al no presentarse los miembros designados y no acudir votantes que se prestaran.

elecciones brasil

Las elecciones en Brasil transcurren con normalidad en sus primeras horas

Leer más

La escena repetida en numerosos puntos de Lima fue la de mesas a las que no acudieron los miembros titulares por lo que, según las normas de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), deben ser reemplazados por los suplentes, algunos de los cuales tampoco estaban presentes.

Cuando esto sucede, de acurdo con lo establecido por la ONPE, "conforman la mesa los electores que estén presentes". Sin embargo, se multiplicaron las escenas de votantes que esgrimían excusas de todo tipo para no quedarse durante toda la jornada electoral.

A las 10.30 hora local (15.30 GMT), cuando habían transcurrido tres horas y media de jornada electoral, la ONPE informó que se habían instalado 41.988 mesas de sufragio a nivel nacional.

Previamente, habían informado de que estaba previsto habilitar 84.323 mesas de sufragio, distribuidas en 11.299 locales de votación.

CASTILLO PROMETE DIÁLOGO

Uno de los primeros ciudadanos en acudir a su cita con las urnas fue el presidente Pedro Castillo, quien ejerció su derecho en su natal distrito de Tacabamba, de la provincia de Chota, en el norteño departamento de Cajamarca.

Tras depositar la papeleta, agradeció a los alcaldes y gobernadores salientes "que durante la pandemia estuvieron al frente" de las regiones y municipios y deseó que "terminen su mandato y trabajen hasta el último día por el Perú".

Aseguró que convocará a quienes sean elegidos en las próximas semanas a una reunión para "hacer un solo frente y cerrar" las "brechas a nivel nacional".

"Hoy es una fiesta democrática que debe contar con la participación de todos los peruanos y peruanas, porque se elegirá a las nuevas autoridades que asumirán la responsabilidad de trabajar por el desarrollo de cada distrito, provincia y región del país", escribió el mandatario antes de acudir a las urnas en su cuenta de Twitter.

POLÉMICA EN LIMA

La polémica de la jornada se vivió en las elecciones de Lima, donde las últimas encuestas han mostrado una diferencia muy estrecha entre los tres favoritos: el general retirado Daniel Urresti, del derechista Podemos Perú; el empresario Rafael López Aliaga, del ultraconservador Renovación Popular, y el exfutbolista George Forsyth, del centroderechista Somos Perú.

López Aliaga denunció que el logo de su partido en la papeleta electoral aparecía descolorido y la mostró a las cámaras ya con su opción seleccionada, lo que provocó la denuncia de los otros aspirantes, puesto que no está permitido mostrar el voto.

Urresti, que votó poco después, denunció a los medios que López Aliaga había incurrido en una infracción: "No sé por qué este señor ha salido a quejarse y a mostrar su cédula (de votación)".

El tercer aspirante en liza y último en ejercer el voto, Forsyth, criticó a sus contrincantes por mostrar o hablar de los símbolos de sus partidos y pidió respeto para los comicios.

En total, 24.760.062 electores están convocados a las urnas para elegir 13.032 autoridades regionales y municipales, en una jornada electoral que concluirá a las 17.00 hora local (22.00 GMT).