Jorge Glas en un ‘cara a cara’ con la justicia

  Actualidad

Jorge Glas en un ‘cara a cara’ con la justicia

La policía ya tiene, desde la tarde del miércoles, la orden de trasladar a los nueve acusados que están en el país. Jorge Glas, el vicepresidente de la República, encabeza la nómina.

Jorge Glas en un ‘cara a cara’ con la justicia

Si no hay un cambio de último minuto, hoy empezará en Ecuador el primer juicio derivado de la red de corrupción montada por la firma brasileña, Odebrecht en toda la región y que fue denunciada en, diciembre de 2016, por el Departamento de Estado, de Estados Unidos.

A las 08:45, un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia debe instalar el proceso por supuesta asociación ilícita.

La policía ya tiene, desde la tarde del miércoles, la orden de trasladar a los nueve acusados que están en el país. Jorge Glas, el vicepresidente de la República, encabeza la nómina.

Él está “sereno, tranquilo aunque preocupado”, dijo ayer su abogado Franco Loor, que lo visitó en la cárcel n.° 4, de Quito. “A ningún hombre inocente le gusta estar detenido. Él ha dicho que se somete a la justicia. Estamos seguros que con jueces independientes e imparciales brillará la justicia y, en sentencia, se ratificará su inocencia”, dijo tras una hora de reunión con su defendido.

“Glas nunca, jamás ha cometido delito alguno”, insistió.

La Fiscalía General, la Procuraduría y César Montúfar (acusador particular) no están de acuerdo con el abogado.

Ellos están seguros que entre el vicepresidente de la República sin funciones y José Conceição dos Santos, exapoderado de Odebrecht en Ecuador y ‘delator’ del caso, “habría existido una asociación ilícita para delinquir en contra del Estado”.

Junto con Glas están acusadas otras 12 personas. Entre ellas su tío, Ricardo Rivera, y el excontralor, Carlos Pólit. Cada uno de ellos, según los acusadores, jugó un rol específico en la red de corrupción: eran intermediarios, funcionarios públicos con acceso a información privilegiada de los contratos estatales o poseían las firmas ‘offshore’ para tramitar el pago de sobornos (ver gráfico).

De ellos, cuatro están prófugos con su juicio suspendido.

Hasta la tarde de ayer, la defensa de Glas tenía la esperanza de que se modifique la conformación del tribunal que conocerá el caso. A “última hora”, Loor recusó a Sylvia Sánchez y Édgar Flores. Completa el tribunal, Richard Villagómez.

¿Qué argumentó el abogado? Según él, Flores ya intervino en un asunto conexo al juicio: conoció y negó la recusación (que también presentó la defensa de Glas) en contra del juez Miguel Jurado. En cambio, Sánchez está casada con un alto funcionario de la Fiscalía. Eso “le quita credibilidad, no tiene independencia”, argumentó Loor.

Su pedido de recusación no fue aceptado por temas de formas. De todas maneras, él esperaba que hoy dos nuevos jueces se hagan cargo del proceso. Si eso llegara a suceder, el juicio quedaría en suspenso.

No fue el único pedido de última hora: desde el miércoles, la Fiscalía y la defensa de varios acusados pidieron varias diligencias para asegurar sus posiciones en el juicio (ver recuadros).