Actualidad

John Argudo: “No es lo que sone, prefiero irme”

Avanza ha tomado decisiones importantes en las últimas horas. Salió de La Unidad y propuso listas propias para la Asamblea Nacional.

Nació en Cañar hace 50 años. Se graduó como licenciado en Ciencias Sociales y doctor en Jurisprudencia. Ha sido legislador por su provincia y luego por Pichincha. Practica artes marciales y asegura ser de los primeros fundadores de Avanza.

Avanza ha tomado decisiones importantes en las últimas horas. Salió de La Unidad y propuso listas propias para la Asamblea Nacional. También analiza la conducta de su secretario nacional, John Argudo. Este, a su vez, cuestiona la dirección del partido bajo la presidencia de Ramiro González y cree que fuera de las alianzas electorales y sin presentar un candidato a la presidencial podría perder el estatus de segunda fuerza política en las elecciones.

Era una olla que iba acumulando presión, hasta que estalló. Los problemas en el partido Avanza empezaron hace dos años y concluyeron por la falta de democracia interna, al menos desde la visión de John Argudo, secretario nacional de la agrupación (hasta hoy).

- ¿Cuál es el origen de las tensiones en el partido?

Hay varios episodios: cuando ganamos las elecciones seccionales de 2014, Ramiro González apareció como el ángel caído del cielo que gestó el triunfo y eso molestó a muchos militantes que habían trabajado duro. Luego, teníamos los votos para ganar la presidencia de la AME y el Congope y él decidió que íbamos a apoyar al Gobierno. Perdimos la posibilidad de tener autonomía como partido.

- ¿Esa cercanía con el Gobierno perjudicó la imagen de Ramiro González?

Eso fue lo que le dije en una convención del partido y creo que no le gustó, por eso ahora me quiere apartar. También recuerdo que tuvimos una reunión con Pachakutik y ellos le dijeron: ‘hemos decidido invitar a Avanza a las conversaciones para entablar alianza, pero no con usted economista’.

- Y la decisión de Cynthia Viteri de terminar con La Unidad, ¿cree que responde a este mismo criterio?

Siento que Cynthia notó ese interés desmedido de González por ser quien encabece las listas de asambleístas nacionales y es lógico que quien aspira a ser candidato a la presidencia tenga, por lo menos, química con el que quiere ser primer legislador, hasta para subirse a una tarima.

- Además usted cuestiona la democracia interna en Avanza, ¿por qué?

El estatuto del partido dice que los dirigentes cumplirán un periodo de dos años con posibilidad de una reelección. Con González fuimos elegidos en 2012 y este año debía haber un cambio, pero no hubo. Mi frustración no es por mí, es por la gente que se afilia con el sueño de representar al partido en diferentes etapas hasta llegar a la presidencia nacional. Pero si hay un presidente vitalicio, ¿cuál es la motivación?

- ¿También era su sueño?

Confieso con honestidad que hubiese querido ser presidente del partido porque es mi legítima aspiración. Tenía la esperanza de que haya elecciones internas democráticas.

- Pero pasó de aspirante a presidente a casi expulsado: hay un expediente en su contra.

No hace falta el expediente, presentaré mañana (hoy) mi carta de desafiliación de Avanza ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

- ¿Se unirá a otra organización política?

Tengo tiempo para reflexionar con mi familia. Me han llamado compañeros del partido, incluso otros partidos me han ofrecido candidaturas, pero no aspiro a ser candidato en esta contienda.