Jaime Nebot: “El hecho de que sea posible legalmente no amerita un permiso”

  Actualidad

Jaime Nebot: “El hecho de que sea posible legalmente no amerita un permiso”

En los exteriores de Puerto Azul, en el kilómetro 10,5 de la vía a la costa, los residentes rechazaron este jueves la propuesta de construir un centro comercial, por considerar que afectará el entorno del sitio.

La propuesta de construcción del centro comercial Costa Plaza genera malestar entre los residentes de la ciudadela Puerto Azul.

La tarde del jueves 13 de diciembre decenas de residentes de Puerto Azul —urbanización ubicada en el kilómetro 10,5 de la vía a la costa— alzaron su voz de protesta por la posible construcción del centro comercial Costa Plaza.

“Nos hemos reunido y lo seguiremos haciendo hasta lograr que el Municipio de Guayaquil no permita el levantamiento”, precisó Gustavo Delgado, presidente del comité de Puerto Azul.

Delgado aseguró que el 89,9 % del total de habitantes que allí residen rechazan la obra que, advierte, ha empezado a tomar forma (se ha realizado ya el relleno del terreno), pese a que el Cabildo le había colocado un sello de clausura.

“La semana pasada el alcalde ordenó la paralización, pero aún así las obras se reiniciaron ayer. Entonces una nueva clausura llegó. Pero no podemos estar así, la situación debe definirse”, agregó.

Para los residentes, el congestionamiento vehicular, la contaminación ambiental, lumínica y el ruido que se generaría, son las principales razones por las que se oponen a la edificación.

“Puerto Azul es residencial, si quieren construir un mall, deberían hacerlo en otros terrenos de vía a la costa. Vivo años aquí. En Puerto Azul hay además vegetación, animales. Con la llegada de Costa Plaza, todo eso se perdería”, añade Tania Ávila de Pólit, quien vive en la ciudadela hace 30 años.

Al respecto, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, dijo a Diario Expreso que la posibilidad de construir un centro comercial en la urbanización es legal; pero el hecho de que “sea posible legalmente no amerita un permiso”.

“Nuestra posición es que se pronuncien los dueños de los predios de manera mayoritaria y ordinaria”, explicó Nebot, y concluyó: “si la comunidad quiere que se haga, se hará. Si no, no”.