Inversiones transparentes

  Actualidad

Inversiones transparentes

Ecuador ha visto con optimismo la llegada de empresas multinacionales que decidieron invertir en el desarrollo del país con bienes y servicios de primera línea.

La oferta es variada y puede llegar hasta productos considerados de lujo que están fuera del alcance del común de los ecuatorianos, tan preocupados en la actualidad por la crisis económica y la falta de empleo.

Sin embargo, las marcas no toman decisiones a la ligera, por lo que la existencia de este tipo de objetos de consumo tiene su razón de ser y una clientela específica dispuesta a pagar precios exorbitantes, evidenciando siempre la legalidad del negocio.

Pero también existen otras inversiones que prefieren mantenerse en el anonimato para no llamar la atención con movimientos económicos dignos de ser auditados por las autoridades de control.

Preocupa que la presencia de algunos empresarios extranjeros en el país no haya sido investigada con antelación por instituciones llamadas a detectar y decomisar los dineros mal habidos.

La justicia ecuatoriana está en la obligación de dar detalles acerca del tipo de inversiones que llegan, por lo que la Fiscalía y la Unidad de Análisis Financiero y Económico deben estar atentas a cada comportamiento inusual.

No es posible que personas de dudosa procedencia, que tienen un elevado estándar de vida, evadan los controles durante años, a vista y paciencia de las instituciones, que lamentablemente reaccionan cuando es demasiado tarde. Es contraproducente que este tipo de casos se manejen con tan bajo perfil en un Ecuador que requiere de reglas claras y que ha declarado, al menos en el discurso, la guerra a la corrupción y a las malas prácticas financieras, tan de moda en los últimos años.

Ejercer a tiempo los controles evita sorpresas y dudas innecesarias sobre la presencia de delitos como el lavado de activos, que ya ha llevado a la cárcel a conocidas figuras del ámbito nacional.

Los grupos irregulares deben ser desarticulados, con el fin de proteger los negocios lícitos que garantizan el desarrollo. Para vivir como rey se debe justificar el origen del dinero. Eso es transparencia.