Inmobiliarias apuntan a nuevos nichos y otras formas de venta

  Actualidad

Inmobiliarias apuntan a nuevos nichos y otras formas de venta

Empezar a vender sobre planos (aún sin empezar a construir), ofrecer mayor tiempo y reajustar las cuotas de pago son las estrategias que algunas inmobiliarias están empleando para sacar rentabilidad a cuatro nuevos edificios corporativos. Actualmente,

Inmobiliarias apuntan a nuevos nichos y otras formas de venta

En el mercado hay menos probabilidades de compra, pero eso no es algo que haya frenado el trabajo de algunas constructoras. La oferta de oficinas para montar distintos negocios es un blanco al que se sigue apostando, y al que se busca sacar rentabilidad apuntando a nuevos nichos y formas de negociación.

Empezar a vender sobre planos (aún sin empezar a construir), ofrecer mayor tiempo y reajustar las cuotas de pago son las estrategias que algunas inmobiliarias están empleando para sacar rentabilidad a cuatro nuevos edificios corporativos. Actualmente, el Blue Center, Natural Vitality, Xima y Pacific Plaza se levantan en el norte de la ciudad.

El contexto económico que se vive ha obligado a algunos promotores a redireccionar las estrategias dentro del mercado. Así lo admite Clare Bonnard, gerente de A’lure International, empresa que arrancó con el proceso de comercialización de las 44 oficinas que tendrá el Blue Center. Si bien la demanda para inversión ha bajado, Bonnard asegura que hay un mercado que aún se debe atender. “Estamos apuntando sobre todo a empresarios jóvenes, a los que recién comienzan, o a quienes comenzaron hace cierto tiempo pero quieren dejar de gastar en alquiler”.

Y para ellos hay mejores condiciones de pago. El lugar, que puede reservarse con $5.000, se podrá cancelar en un mayor plazo. “El metro cuadrado lo estamos ofreciendo hasta en $1.950. Para pagar no solo se cuenta con el tiempo que tomará levantar la obra, sino con el proceso de preventa, que ha iniciado 6 meses antes de iniciar su construcción”, puntualiza Bonnard.

La venta de oficinas viene creciendo en la ciudad al ritmo que crece la actividad empresarial. Hasta el 2011, el Municipio de Guayaquil registraba 7. 793 predios para oficinas, pero en ese entonces no se contaban las más grandes estructuras que dominan esa oferta: The Point, Trade Building, Puerto Santa Ana, Parque Empresarial Colón y City Plaza.

Desde ese entonces la oferta no ha parado, más bien se diversifica. En ella también se incluye la de espacios para profesionales médicos. La más reciente es la torre médica Xima de 5 pisos, que con una inversión de $11’000.000 se levanta en la av. Francisco Boloña. Nohora Granados, gerente comercial de esta obra, menciona que este edificio empezará a construirse en agosto o septiembre de este año, para tenerlo listo en abril del 2018. Salir a vender con anticipación ha sido una buena estrategia, sostiene. Hasta el momento ya llevan vendido un 30 %.

“Es verdad que el sector está muy cauto para gastar, hay muchos médicos a los que el Seguro les debe mucho dinero, pero también cuando ven un proyecto como este es algo que no quieren dejar pasar. Tenemos consultorios desde $ 83.000 hasta los $ 100.000. Tienen el tiempo de la construcción para pagar el 50 %. El resto, cuando se entregue el proyecto”, explica Granados.

El alquiler es otra de las alternativas que surgen en este mercado. Al menos por eso debieron optar los dueños del Natural Vitality, un edificio corporativo de 6 pisos, ubicado en Kennedy Norte y que en sus inicios estuvo pensado para la venta de consultorios médicos.

El cambio de estrategia, dice Ramiro Pinto, gerente de la inmobiliaria quiteña Pinto Holding, se dio por la demanda que encontró en el sector empresarial. El edificio, que se inaugurará en mayo de este año, ya tiene todos sus espacios copados. “Allí funcionará una compañía de seguros, una multinacional mexicana y otra compañía internacional de auditoría externa”, detalla.

Según las inmobilirias, las mejoras de precios y condiciones de pago no afectan en nada la propuesta de tener edificios vanguardistas y la utilidad que tendrán estos espacios. En el caso de Blue Center, además de parqueos se incluirá un generador eléctrico privado; en el caso de Xima incluirá cableado y líneas eléctricas subterráneas.