Actualidad

Los ingenieros ponen su aporte a disposicion

Guayaquil acogió la I Convención Nacional de las Ingenierías. Los gremios exhortan a las autoridades a dejarse asesorar.

Conferencias. Unos 19 temas se expusieron en la cita de las ingenierías, donde también hubo una feria.

Fueron tres días de exposición de nuevos conocimientos y de intercambio de experiencias técnicas, que quizá en mucho tiempo Guayaquil no ha tenido. Fue también una oportunidad para exhortar al Gobierno nacional a dejarse asesorar y a confiar en los profesionales de las diversas ramas de la Ingeniería.

Desarrollada en uno de los salones del Centro de Convenciones de Guayaquil, la Primera Convención Nacional de las Ingenierías puso al alcance de la ciudadanía un montón de información actualizada en materia de riesgos sísmicos, avances en la generación geotérmica en el Ecuador, desarrollo agrícola, cambio de matrices productivas y muchos otros temas que atañen a todas las ramas de esta disciplina.

“Nos ha costado mucho esfuerzo realizar este encuentro con el objetivo de agrupar a todas las ingenierías para exponer todos los proyectos, los programas de investigación que se han desarrollado para darle a conocer a la ciudadanía”, señaló Walter Zumba, presidente de la Sociedad Regional de Ingenieros del Litoral (Sidel).

Durante la convención, los asistentes fueron en su mayoría estudiantes ávidos de absorber conceptos y teorías expuestas por los panelistas, entre quienes figuraban el experto sismólogo de la Escuela Politécnica Nacional, Hugo Yépez; el exvicepresidente de la República, Pedro Aguayo Cubillo, y el exrector de la Espol, Sergio Flores.

“Con este tipo de eventos lo que buscamos es que nosotros seamos los asesores del Gobierno, para que no se siga improvisando”, agregó Zumba.

Puso como ejemplo que durante los últimos terremotos que ha sufrido el país se han dado muchos rumores y teorías, “¿por qué? Porque no se escucha a los técnicos, a quienes conocemos del tema”.

Jaime de la Cuadra, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos del Guayas, señaló durante su ponencia que en estos profesionales recae el impulsar el desarrollo agrícola.

“Mientras la tecnología no entre a manejar la agricultura del país -dijo-, no habrá desarrollo porque no habrá continuidad, peor aún cuando se tienen nuevos desafíos, como por ejemplo producir con calidad, con certificaciones nuevas...”.

Raúl Serrano, catedrático de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Guayaquil, al exponer sobre el cambio de las matrices energéticas y productivas del país, señaló que para lograr estos objetivos es vital que los gremios de ingenieros vuelvan a hacerse escuchar.

Recomendó que para que el país entre en un verdadero proceso de desarrollo y transformación productivos tienen que darse condiciones como una buena coordinación entre las distintas autoridades, los sectores de la producción y profesionales; una concesión de becas especializadas para los profesionales, entre otras.

“Esperemos que ahora sí volvamos a tener voz -apuntó Serrano-, que los gremios de ingenieros nos hagamos escuchar en las propuestas que tienen que ver con el cambio de la matriz productiva en el país”.

Mostraron proyectos

El cónclave incluyó una feria con 11 stands en los que se mostraron proyectos, materiales y mucha información científica. Los locales pertenecían a la Universidad de Guayaquil, Espol, Fundación Ecuador y algunas empresas privadas.