El INEN guina el ojo a las normas internacionales antes que a las nacionales

  Actualidad

El INEN guina el ojo a las normas internacionales antes que a las nacionales

Así dijo a Diario EXPRESO César Díaz Guevara, director ejecutivo de la institución.

Autoridad. El director ejecutivo del INEN, César Díaz Guevara.

El Servicio Ecuatoriano de Normalización busca adoptar normas de calidad internacionales, el propósito es que los bienes se elaboren con miras a competir en el mercado mundial y no solo en el local. Así dijo a Diario EXPRESO César Díaz Guevara, director ejecutivo de la institución. La meta es tener un catálogo, donde un 80 % de las normas sean internacionales, “porque eso permite que Ecuador se posicione en el mercado mundial”.

Agregó que con miras a ello la entidad ahora es representante de la Organización Internacional de Normalización (ISO), que son normas generales; de la IEC, normas para el sector eléctrico; ITU, para todo lo que telecomunicaciones y del código alimentario.

La idea es insertar al país en el mercado mundial, tanto así que el año pasado Ecuador, por primera vez, es parte del Consejo Directivo de la ISO. Ecuador también es parte del grupo que mira las políticas y estrategias para países en vías de desarrollo; así como del grupo de política y estrategia global del Consejo que determina la guía mundial en tema de calidad.

A decir de su director es la primera vez, en 46 años de vida institucional, que tiene presencia internacional en varios organismos mundiales que marcan el norte de la calidad.

Los beneficios ya se ven, Ecuador presentará cómo una empresa local usó la normativa de la IEC, para colocar productos en el mercado mundial. Un paso más es que en el IEC los técnicos ecuatorianos aprobaron el curso de cómo se hace el formulario de conformidad. “La idea es no solo pensar como país, sino proyectarse y pensar en el mercado mundial”, destacó.

En la actualidad, el país lleva la delantera en presentar una norma antisoborno, será la 37000. En los próximos meses se espera que sea una norma ecuatoriana, que permitirá luchar contra la corrupción.

Va a implicar que las organizaciones ecuatorianas, tanto públicas como privadas, tienen la posibilidad de certificarse en una normativa que dice si están tomando acciones decididas, para luchar contra la corrupción. Implica que la organización va a tener que hacer un análisis de su contexto externo e interno, definir acciones reales que permita frenar la corrupción, para ello hay que pasar por auditorías y todo un proceso que tendrá varios niveles. “Esto va a ser como la calidad que se demuestra en el día a día”. Se trata de demostrar que hay un plan de trabajo que tiene indicadores y métodos para prevenir la corrupción.