Actualidad

El incendio en la Contraloría paralizó conversaciones con Odebrecht

El Estado y la firma brasileña buscaban ponerse de acuerdo en un monto de reparación por los actos de corrupción atribuidos a la empresa en el país.

El incendió afectó el trabajo de 1.300 funcionarios y ocasionó la pérdida de documentos, mobiliario, cuadros patrimoniales y equipos de computación.Archivo / EXPRESO

La protesta indígena de octubre no solo dejó más de 2.000 millones de dólares en pérdidas económicas, nueve muertos reconocidos oficialmente, heridos, secuestrados, retenidos, saqueos o instituciones vandalizadas. En la paralización que se mantuvo en casi todas las provincias del país la capital fue la más afectada con el incendio de la Contraloría y el impedimento de los manifestantes al Cuerpo de Bomberos llegue a sofocar las llamas. Las consecuencias no solo afectaron el trabajo de 1.300 funcionarios, la pérdida de documentos, mobiliario, cuadros patrimoniales, equipos de computación. El procurador Íñigo Salvador reveló que el incendio en el organismo de control motivó la suspensión de las conversaciones que mantenían representantes del Estado con la empresa brasileña Odebrecht.

Los diálogos habían iniciado en julio. Se buscaba definir un monto de reparación por los actos de corrupción atribuidos a esa empresa que si quería volver a contratar con el Estado debía pagar por los daños ocasionados. El procurador explica que esa paralización de conversaciones se da porque "quien tiene que aportar con la mayor cantidad de información para poder establecer el monto de los contratos y el daño es la Contraloría que está en un momento de reconstituirse como institución". El funcionario indicó que en el momento en el que los archivos de la Contraloría estén debidamente disponibles se retomarán las conversaciones.

El procurador espera que la Contraloría logre recuperar toda la información que se tenía en esos casos para de inmediato retomar los diálogos pero por el momento las condiciones no están dadas. Añadió que está en constante contacto con el contralor Pablo Celi, quien le indicará cuando sea posible. Salvador dijo que espera su señal para seguir con las reuniones.

Del resultado de las negociaciones y de una indemnización satisfactoria al Estado depende que Odebrecht pueda volver a participar en la licitación de nuevas obras. El Ecuador busca asegurarse que la firma brasileña brinde garantías de no retomar 'prácticas corruptas', había anunciado en julio el procurador.

En las primeras reuniones se definieron parámetros de indemnización. En el país se abrieron varios procesos por la trama corrupta de Odebrecht. El exvicepresidente Jorge Glas fue uno de los sentenciados por ese tema. Él, su tío Ricardo Rivera y otros procesados recibieron seis años de condena por asociaciación ilícita. Glas está preso en Latacunga. También el exministro de Electricidad Alecksey Mosquera fue condenado por lavado de activos. Hay procesos que se encuentran aún en investigación previa y otros que se sustancian en los tribunales en contra de empresarios.