Actualidad

Iberoamerica se compromete a respaldar a la juventud

Los presidentes y jefes de Estado iberoamericanos rubricaron ayer un pacto por la juventud con el fin de “conformar una alianza” en favor de los jóvenes y de la protección de sus derechos.

Encuentro. Algunos mandatarios bromearon antes de la foto oficial de la Cumbre, celebrada en Cartagena.

Los presidentes y jefes de Estado iberoamericanos rubricaron ayer un pacto por la juventud con el fin de “conformar una alianza” en favor de los jóvenes y de la protección de sus derechos.

El llamado Pacto Iberoamericano de Juventud fue aprobado y presentado antes de la clausura de la XXV Cumbre Iberoamericana que se celebró en la ciudad colombiana de Cartagena. El fin de este acuerdo es “mejorar la articulación intersectorial e intergubernamental, orientar inversión y garantizar el desarrollo integral y la protección de los derechos de las personas jóvenes” posicionándolas con metas e indicadores en la Agenda 2030.

Los países de la región pactaron además promover sociedades plurales e inclusivas, con igualdad de oportunidades para todos, así como la elaboración de un estudio sobre las nuevas tendencias de empleo juvenil y su relación con la revolución digital, para diseñar políticas de formación en capacidades digitales.

Según el informe Perspectivas Económicas para América Latina 2017, que analiza los desafíos y oportunidades de la juventud en América Latina, más de cien millones de jóvenes de la región (es decir el 64 % del total) viven en hogares pobres o vulnerables. Y uno de cada cinco (cerca de 30 millones) son ‘ninis’ (ni estudian ni trabajan).

Fueron dos días de cumbre en la que los altos funcionarios intentaron centrar la discusión en temas que reivindican el progreso de Iberoamérica, pero sin dejar de lado los problemas que sufren algunos países de la región.

La comunidad internacional reiteró el apoyo que le entregó al presidente Juan Manuel Santos el pasado 26 de septiembre cuando, en esa misma ciudad, se hizo un acto protocolario para terminar con el conflicto armado. Para el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, el proceso es un aprendizaje para toda la humanidad.

Por otra parte, la ausencia del primer mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, no evitó que los demás jefes de Estado analicen la desestabilización política y económica que vive ese país y que se haga un llamado a hallar soluciones en pro de sus habitantes.

En la cumbre también hubo espacio para hablar de la necesidad que está pasando la población de Haití, luego de enfrentar los efectos del huracán Matthew. El presidente ecuatoriano Rafael Correa propuso crear un fondo común, con una cienmilésima parte del Producto Interior Bruto (PIB) de cada país.