Actualidad

Hay nuevas reglas para tener una mascota

El presidente de la República, Rafael Correa, no podrá volver a rifar a los cachorros de sus mascotas, Segismundo y Melibea. El Código del Ambiente, cuyo segundo debate será hoy en la Asamblea, prohíbe que los animales domésticos se regalen o donen.

Hay nuevas reglas para tener una mascota

El presidente de la República, Rafael Correa, no podrá volver a rifar a los cachorros de sus mascotas, Segismundo y Melibea. El Código del Ambiente, cuyo segundo debate será hoy en la Asamblea, prohíbe que los animales domésticos se regalen o donen.

Es una de las disposiciones incluidas en el capítulo de fauna urbana que pretende garantizar el bienestar animal, erradicar la violencia y fomentar el trato adecuado para evitarles sufrimientos innecesarios.

La Comisión de Biodiversidad -que solo ha redactado esta norma en todo el periodo- detalla las regulaciones que tendrán que cumplir los tenedores o propietarios de los animales de compañía. Si la norma se aprueba, los ecuatorianos tendrán obligaciones legales con sus mascotas y también prohibiciones (ver gráfico).

Pero, además, el Código recoge otras cuatro prohibiciones para garantizar la salud de los animales.

Así no se podrá entregar o capturar animales domésticos para laboratorios, clínicas de experimentación, industria y empresas de cosmetología.

Se elimina la posibilidad que los animales de trabajo sean utilizados si están heridos, enfermos, desnutridos o en período de gestación.

Se impide la tenencia, crianza y comercialización de animales exóticos, así como la recolección e importación de fauna silvestre para entretenimiento o el circo.

Los colegios y escuelas no podrán recurrir a la disección de animales como método de enseñanza.

No todos estos artículos, para defender el bienestar de los animales domésticos, nacieron de los asambleístas. En octubre de 2014, 50 organizaciones animalistas presentaron su propuesta de Ley Orgánica de Bienestar Animal (LOBA). Algunas de sus recomendaciones se incorporaron en el Código.

Pedro Bermeo, vocero de Fundación Libera Ecuador, una ONG animalista, cree que la ley es positiva y permite tener un marco jurídico para denunciar actos ilícitos y violaciones contra animales. “Hay muchos casos de violencia y de zoofilia o bestialismo. Sancionar la violencia contra los animales reduciría los índices de violencia intrafamiliar”, dijo a EXPRESO.

Pero no solo los propietarios de mascotas tendrán nuevas obligaciones. El Código asigna otras funciones a los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales (GAD).

Serán los responsables, por ejemplo, de los centros temporales para animales abandonados, de la adopción y medidas de eutanasia. También deberán garantizar la reproducción y consumo de animales bajo normas internacionales, con el menor sufrimiento.

A los municipios también se asigna la responsabilidad de regular las corridas de toros, peleas de gallos y rodeos montuvios. Obviamente, la norma se aplicará en los cantones en los que estas actividades no están prohibidas. El Código lo que hace es incluir la salvedad legal de no permitir el ingreso a menores de edad a esos espectáculos.