Actualidad

El guinguiringongo de los juguetes

En un sube y baja se encuentran sentados los importadores y fabricantes de juguetes, pero sin poder divertirse ampliamente (tener jugosas ganancias).

En un recorrido de EXPRESO por las jugueterías y la bahía de Guayaquil se observó a padres de familia cotizando para decidir qué regalo harán a sus hijos.

En un sube y baja se encuentran sentados los importadores y fabricantes de juguetes, pero sin poder divertirse ampliamente (tener jugosas ganancias). La novedad es que al otro lado del juego tienen dos regulaciones que no los deja moverse: cupos y sobretasas.

El vocero de la Corporación Favorita (Juguetón) dijo a Diario EXPRESO que la venta de juguetes ha tenido un decrecimiento importante los dos últimos años, debido a los cupos y salvaguardias existentes, lo que encarece el precio final.

Las cifras del Banco Central del Ecuador demuestran que la baja de las importaciones de juguetes este año es considerable. Por ejemplo, en monto la caída de la compra al exterior de triciclos, patines, coches de pedal y juguetes similares con ruedas es de 67 %; mientras que para trenes eléctricos es de 97,7 %, en relación al año pasado en el período de enero a agosto.

Para Verónica Macías, administradora de la Distribuidora e Importadora MTX, eso influye en las ventas, que este año pueden descender un 35 %. Explicó que durante todo el año las compras estuvieron bajas, por lo que considera que diciembre no será la salvación y que la reducida importación limita la variedad de los productos. “La esperanza del comercio es por lo menos no cerrar el año con pérdidas”. Reiteró que no aspira a subir las ventas, por la contracción económica que hay en el país.

Una visión que no está lejos de la realidad comercial. En un recorrido de EXPRESO por las jugueterías y la bahía de Guayaquil se observó a padres de familia cotizando para decidir qué regalo harán a sus hijos. La tendencia será usar la tarjeta de crédito, según el sondeo efectuado en dicho recorrido. Pero si para los importadores la situación es difícil, ¿será más fácil para los fabricantes nacionales?

María Cristina Camposano, coordinadora de Marketing Juguetes Pica, indicó que el reto más grande para las fábricas de juguetes ecuatorianas es competir con los artículos extranjeros, sobre todo de procedencia de China. La estrategia de este año es presentar un portafolio con más de 180 referencias a precios que van de $ 1,50 a $ 50.

En cuanto a la venta, Camposano manifestó que este año ha sido un poco atípico porque la demanda ha sido un poco más lenta. “A diferencia de años anteriores los pedidos se han generado un poco más tarde, lo que impide dar un panorama global de cómo cerrará el año”. Agregó que la disminución de las importaciones hace que el juguete ecuatoriano sea el protagonista en las perchas. Y sin duda Pica tendrá más opciones de venta, porque hasta agosto las importaciones de muñecas bajaron en un 31,5 %.

La solución que plantea el vocero de la Corporación Favorita es que se estimule el libre comercio y que las reglas sean claras para el sector.