Guillermo Lasso: “Nada es más precario que no tener empleo”

  Actualidad

Guillermo Lasso: “Nada es más precario que no tener empleo”

El presidente electo de Ecuador concede su primera entrevista en un medio nacional a Diario EXPRESO. Ningún periodista, dice, será presionado ante publicaciones críticas. Ve improbable que integrantes de UNES quieran formar parte de su gabinete

Guillermo Lasso, presidente electo, entrevista con EXPRESO
Gabinete. Será el miércoles cuando informará de quiénes formarán su gobierno.FREDDY RODRÍGUEZ / EXPRESO

- ¿Cómo interpreta el voto nulo? ¿Qué cree que quieren esos votantes y cómo va a atenderlos?

- Más que el voto nulo, fue importante la participación de más de 10 millones de ecuatorianos en el proceso, teniendo en cuenta las condiciones sanitarias. Creo que el voto nulo es un asunto de coyuntura. No que sea un punto ideológico permanente. Requerimos un Ecuador de oportunidades, democrático, libre, próspero, pero sobre todo un Ecuador donde todos los discutiríamos, nos encontremos y reconozcamos nuestras diferencias.

- Analistas dicen que la dicotomía entre correísmo-anticorreísmo ha sido clave; que hay votantes que le dieron el apoyo, no por usted, sino por rechazo al correísmo...

- En mi cabeza están temas mucho más importantes que los del pasado: la necesidad de luchar contra el hambre porque la pandemia ha traído ese problema a un gran número de familias ecuatorianas; está la pobreza que alcanza al 33 % de la población ecuatoriana y al 47 % de la población rural. En mi cabeza está el problema de la desnutrición crónica infantil y el del empleo. Una población económicamente activa, compuesta por 8 millones de ecuatorianos, en la que solo 2,4 millones tienen empleo formal.

- Andrés Arauz tuvo un gesto al reconocer los resultados y decir que le iba a felicitar. ¿Cómo fue el tono de esa llamada?

- La llamada de Andrés Arauz se realizó el domingo en la noche. Fue una llamada muy caballerosa, muy cordial, muy democrática. Le agradecí por su reconocimiento a nuestro triunfo y le dije muy claramente que aquí no hay resentimientos personales. Él me dijo que apoyaría la gobernabilidad, la institucionalidad democrática, que apoyarían las buenas decisiones. Y es obvio que como opositores critiquen decisiones con las que ellos no vayan a estar de acuerdo. Eso es parte del libre juego de la democracia. Yo fui muy claro al decirle que, personalmente, no tengo ninguna animadversión que me movilice a llevar a cabo una persecución, que la Justicia haga su trabajo, pero que yo, como presidente de Ecuador, no impulsaría juicio contra nadie, ni tampoco impediré la acción de la justicia.

No niego la posibilidad, pero no veo tan fácil que alguien de UNES quiera participar en nuestro gabinete.

- Rafael Correa también tuvo otro gesto y dijo que no pondría obstáculo a la gobernabilidad. ¿Le cree?

- Me sorprendió gratamente el tuit del expresidente Rafael Correa. Y no se trata de creer o no creer en lo que dice. Los hechos son los que valen: mostrar si esa actitud, ese tuit, tiene atrás una verdadera intención de colaborar con la democracia.

- Dice que podría haber nombres de otras tiendas políticas en su gabinete. ¿UNES también?

- No niego la posibilidad de que mi gabinete lo formen ecuatorianos de las corrientes de pensamiento socialdemócrata o de la corriente de pensamiento de los pueblos y nacionalidades indígenas del Ecuador. No niego la posibilidad, porque todo es posible en la viña del Señor. Pero no veo tan fácil que alguien de UNES esté dispuesto a participar en nuestro gabinete.

- ¿Y del gobierno actual?

- No lo descarto, no lo descarto, pero estamos viendo gente nueva, incluso gente que sea nueva en la función pública. Pero no niego la posibilidad de que haya algún ministro que se haya desempeñado bien.

Moody's_1585330013357_1591118964287

La debilidad política es el talón de Aquiles del nuevo gobierno, según calificadoras de riesgo

Leer más

- ¿Incluso a riesgo de que digan que Lasso es Moreno?

- Yo creo que la campaña quedó atrás. Es evidente que yo no soy Moreno. Moreno llegó de la mano de Correa al Gobierno y bueno, pues yo creo que estas argumentaciones ya son del pasado. Mi objetivo es servir al Ecuador, resolver los problemas de los ecuatorianos. No voy a tener ningún problema en trabajar con quien sea que pueda.

- Hablando de programas, ¿qué propuestas de la otra candidatura que fue apoyada por cerca de la mitad de los votantes le parecen rescatables?

- Le ofrezco que lo voy a estudiar porque en campaña no lo pude detectar. Vamos a revisar nuevamente el plan de gobierno de UNES para ver si encontramos algo tratable, pero en esta campaña no escuché nada que no esté ya considerado en nuestro plan de Gobierno.

- No ha revelado ningún nombre de su futuro gabinete, ¿no quiere darle un adelanto a los lectores de EXPRESO?

- Yo quiero comenzar con pie firme y eso significa ser muy formal en la comunicación. Le ruego me permita reservarme esa información hasta la próxima semana. Probablemente el miércoles, informaré formalmente al país de las personas escogidas para cargos ministeriales.

- ¿El listado completo o en partes?

- Lo veremos gradualmente. Presentando los primeros nombres en grupos de tres o cuatro. Pero tenga la seguridad que será gente capaz, honesta, y preparada que va a dedicarse a lo suyo. No a hacer política barata.

- ¿Cederá espacios en su gabinete a cambio de apoyos como llave de la gobernabilidad en la Asamblea?

- Tengo mis brazos abiertos, absolutamente abiertos. Dispuestos a considerar compartir el gabinete con fuerzas políticas que den la gobernabilidad adecuada.

- Aunque no diga nombres, qué carteras ya tiene definidas. ¿Finanzas, Salud? Eso daría pistas sobre qué tiene prioridad en su agenda.

- Son tan variados los problemas de los ecuatorianos que todas las carteras tienen prioridad. Y voy a comenzar por algo que usted puede pensar que no es tan significativo: el deporte. Necesitamos impulsar una política de Estado que promueva el deporte barrial, colegial, ligas universitarias y dejar el deporte profesional en manos de la dirigencia deportiva. Uno de los proyectos que quiero impulsar es el teatro del barrio. Ojalá en todos los barrios algún día exista un espacio para la expresión cultural del teatro, del canto, del baile, del ballet. Es decir, que los jóvenes ecuatorianos tengan más opciones, mientras vamos arreglando la economía, generando empleo y con reformas a la educación superior.

B1F6B3E4-4764-4392-AA22-D00B0BB12E63

El FMI señala que hay un “entendimiento importante” con el presidente electo Guillermo Lasso

Leer más

- Arreglar la economía, ¿qué va a hacer este año en siete meses y con presupuesto prorrogado?

- Mire, si a algo me he dedicado en la vida es a administrar en escasez. Esa es mi especialidad. Durante 50 años he trabajado y espero aplicarlo en el gobierno, priorizando servicios de salud, educación, seguridad, ciudad... Tenemos que pegarle un recorte al excesivo gasto público que tiene que ver con esas actividades del Estado, en donde el Estado no tendría que estar presente en la vida de los ciudadanos. Hay que desburocratizarlo, lo cual no implica despedir personal del sector público. Es simplificar los trámites para facilitar la inversión y lo lograremos gradualmente, luchando contra la corrupción, contra la ineficiencia y trabajando por el bien común.

- Ya, pero, en lo inmediato, tiene una necesidad de financiamiento de más de 8.000 millones de dólares para este año...

- Bueno, obviamente, no podemos desconectarnos de emitir deuda. Eso de la noche a la mañana no es posible. Pero sí tenemos que plantearnos en el mediano plazo un objetivo de déficit cero para que llegue un momento en que Ecuador no dependa de la deuda. Para que a un futuro gobierno no le pase lo que me va a pasar a mí ahora, que debo tomar deuda para seguir operando.

- ¿No cree que Lenín Moreno le deja un legado al renegociar la deuda? El servicio de los próximos años es de $ 400-500 millones, no $ 2.500 o 3.000 millones.

- Yo creo que sí, definitivamente que sí. El problema de deuda es un problema posterior, pero no nos vamos a desentender de él. Nuestro objetivo es preocuparnos del Ecuador de hoy y el de largo plazo. Tomaremos decisiones para mejorar aún más las condiciones actuales de deuda externa.

- Adquirirá más deuda, ¿de qué fuentes? ¿Multilaterales como el FMI o bonos, teniendo en cuenta el alto nivel de riesgo país?

- Yo creo que un poco de ambas. También hay un memorándum de entendimiento que ha dejado suscrito el actual gobierno con el DFC (Corporación Financiera de Desarrollo Internacional) de Estados Unidos. Ahí hay recursos por cerca de $ 3.500 millones, el mercado internacional, también los multilaterales y gobiernos amigos.

- El FMI pedía a Ecuador una subida del IVA de dos puntos. Usted dice que no subirá impuestos, los bajará. ¿Qué le dirá al Fondo?

- Conversamos con el FMI y fui muy claro en decirle que en nuestro gobierno no vamos a aumentar impuestos ni vamos a crear nuevos impuestos. Lo que vamos a hacer es impulsar el crecimiento económico para que el Fisco tenga ingresos por el volumen de la economía. Y una de las herramientas es aumentar la producción petrolera.

- Aumentar la producción petrolera no es cuestión solo de tomar la decisión. Lleva un tiempo.

- Es un tema de mediano plazo. Duplicar la producción petrolera requiere por lo menos de cinco a siete años. Hay que comenzar desde ahora.

- ¿Duplicar la producción de los pozos ya existentes o ampliar la frontera petrolera?

- Me refiero más a ser más productivos en los actuales pozos petroleros e invitar a la inversión extranjera. Es importante para el Ecuador a efectos de generar ingresos fiscales, pero, por otro lado, tenemos que darnos cuenta por dónde va la corriente mundial. La era de los combustibles fósiles va a terminar, diría yo, en 30 o 50 años. Entonces, Ecuador tiene que aprovechar sus recursos y embarcarse en la ola de los nuevos tipos de energía: como la eléctrica para el parque automotor y también la reconversión de determinados sectores, como el camaronero, como el bananero que utiliza bombas para la aspersión, para el riego. Pueden ser utilizados motores eléctricos. Ecuador hoy tiene suficiente de esa energía y es más barata y obviamente más limpia.

Llevo 11 años en actividad política y hasta ahora no he llamado a ningún medio a reclamar por qué publicaron algo de mí.

- Los trabajadores ecuatorianos están preocupados porque las medidas de ajuste vengan con despidos o precarización.

- Me obsesiona crear empleo y crear empleo. Eso implica no destruir el poco empleo que existe. Así que tomaré todas las medidas necesarias para evitar la destrucción de empleo. El objetivo es crearlo, no destruirlo.

- En esas medidas necesarias, ¿cabe la precarización laboral?

- Nada más precario que no tener un empleo. Nada más precario para una mujer ecuatoriana, a cargo de dos o tres hijos, abandonada por el esposo o siendo madre soltera, y vivir con un dólar al día. ¿Qué es más precario que eso? De ahí para adelante, todo significará prosperidad para la gran mayoría de ecuatorianos que viven en condiciones precarias sin empleo.

- Habló de subir el salario básico de $ 400 a $ 500. ¿Para cuándo?

- Eso lo vamos a cumplir año a año. Anualmente, durante los cuatro años de gobierno, llegaremos a 500 dólares.

- Derogará la ley de comunicación. ¿No le preocupan las críticas de la prensa, la desinformación, la presión mediática...?

- No solo que no me preocupa en sentido negativo, sino que hay que provocar el fortalecimiento de la prensa libre. El periodismo investigativo, porque ese es el contrapeso de cualquier desfase, de la corrupción o falta de transparencia. Con absoluta certeza, el 24 de mayo por la tarde enviaré a la Asamblea el proyecto de ley derogatoria de la ley de comunicación y paralelamente enviaremos la Ley de Prensa Libre, que recogerá tratados internacionales y la declaración de Chapultepec. Que todos los periodistas se sientan tranquilos, nadie los va a perseguir.

- ¿No vamos a ver a un Guillermo Lasso molesto llamar a un medio por una publicación?

- Llevo en actividad política 11 años. Hasta ahora no he llamado a un medio de comunicación a reclamar por qué publicaron algo y yo espero que si lo he cumplido en 11 años, ahora tengo el desafío de cumplirlo durante 4 años más.