Los guardias denunciaron por tentativa de homicidio

  Actualidad

Los guardias denunciaron por tentativa de homicidio

Agresores. En la denuncia presentada no se especificó los nombres de los residentes que agredieron a los guardias, pues es deber de la Fiscalía identificarlos.

Diligencia. Hernán Ulloa, defensa de las víctimas, explicó ayer lo sucedido al fiscal (e) Edmundo Briones.

Con la denuncia en la mano llegó la mañana de ayer el abogado Hernán Ulloa, defensa de Eduardo Santana y Freddy Soria, guardias de seguridad de la urbanización Las Cumbres, hasta la oficina del fiscal provincial (e) del Guayas, Edmundo Briones.

“En este momento vamos a formalizar la denuncia que nunca fue atendida por la Fiscalía en el momento en que estos guardias acudieron a pedir el auxilio necesario y que tampoco fue transferida a ningún juez de contravenciones para que conozca la flagrancia y sea en audiencia en donde se determine si hay algún tipo de conciliación, y que se firme el acta ante la autoridad pertinente”, mencionó Ulloa antes de la reunión privada con el representante del Ministerio Público.

En el documento, los guardias relatan en detalle los acontecimientos suscitados alrededor de las 16:50 del domingo 5 de agosto, y que se hicieron virales el lunes, por medio de un vídeo difundido en redes sociales, en el que se observa las agresiones que reciben por parte de tres residentes de la urbanización Ceibos Norte.

“Estábamos controlando el ingreso de los vehículos cuando llegó el residente de Ceibos Norte y quiso ingresar por la entrada de residentes. El sistema automatizado TAG, no detectó su dispositivo y eso provocó que el ciudadano descargue su irritación en nuestra contra”, dice la denuncia.

Ulloa cuestionó la decisión del fiscal de Flagrancia de determinar que lo sucedido solo se trataba de una contravención, pues las lesiones les provocaron una incapacidad de tres días, por lo que solicitó a la Fiscalía que el caso sea investigado por tentativa de homicidio.

“Que no se me venga a mí a decir (el fiscal) que porque no se utilizó una pistola o un cuchillo no se puede terminar con la vida de las personas. Un toletazo en la cabeza, o varios, puede acabar con la vida de un ser humano, dejarlo con una incapacidad permanente”, recalcó Ulloa, quien también aseguró que pediría que se formule cargos inmediatamente contra los agresores y que “se tomen las medidas de protección inmediatas, con la finalidad de que estas personas concurran al juicio”.

Según la versión de Soria y Santana, la doctora que los atendió tuvo una actitud “totalmente alejada de sus funciones”, pues les dijo que “dejaran de hacer teatro”, en el momento en que cada uno se acercó a la Unidad de Flagrancia, ubicada en el centro comercial Albán Borja. Al final, el fiscal de turno solo dispuso que se le realice el reconocimiento médico respectivo a Soria.

En este caso, a decir de Ulloa, el funcionario que atendió la denuncia tenía que valorar integralmente todas las pruebas que se presentaron en aquel momento, “no solo el reporte médico, sino el testimonio de las víctimas, comparados con el vídeo donde se ve la brutal agresión”.

Luego de la reunión con el fiscal provincial, el abogado asentó la denuncia y quedó a la espera del sorteo del caso en la Unidad de Personas y Garantías.

El reconocimiento del lugar

El fiscal César Peña, quien fue asignado al caso, llegó ayer con personal de la Dinased y de Criminalística, a la garita de Las Cumbres, donde ocurrió la agresión a los guardias. La visita fue a las 16:00 para hacer el reconocimiento del lugar del hecho, se realizó la inspección ocular técnica y el levantamiento de todos los indicios. Eso, después de que Peña abriera horas antes la investigación previa del caso. La autoridad además reveló que de las primeras indagaciones se pudo determinar que en realidad fueron seis los sospechosos agresores quienes participaron en el evento, a pesar de que el video viralizado en redes sociales solo muestra a tres. No obstante Peña informó que los otros tres que aparentemente se quedaron en la entrada de la garita y la cámara no los captó, están plenamente identificados y también están siendo investigados.

La Fiscalía y el personal especializado retiró todas las cámaras del sector que muestren nuevas imágenes que aporten a la investigación. VLQ