Actualidad

El Gobierno le quita el ‘brillo’ politico al cambio de guardia

Análisis. Las autoridades estarían estudiando si se mantiene el acto con la presencia de público o se lo hace en privado como era antes de 2007.

Sorpresa. Algunos ciudadanos que llegaron a apoyar al Gobierno y otros a protestar en su contra se encontraron ayer con un cerco policial que resguardaba la Plaza de la Independencia.

Lo poco que queda del simbolismo heredado va camino a ser borrado. El cambio de guardia en el Palacio Presidencial va perdiendo, semana tras semana, la espectacularidad que le caracterizó durante una década y hasta el interés de las autoridades del actual Gobierno.

De un tiempo a esta parte, ya no es usual encontrar la Plaza de la Independencia llena de funcionarios públicos esperando con ansias o deambulando hasta que terminen los casi 40 minutos que dura el acto. De hecho, los últimos dos lunes el sitio fue vallado y el relevo se lo hizo prácticamente en privado.

Ayer incluso hubo un cambio de horario que no fue difundido. Los Granaderos de Tarqui celebraron el acto militar a las 08:00, es decir, tres horas antes de lo que se había hecho costumbre desde 2007.

¿Cuál fue el motivo? EXPRESO consultó sobre este cambio a la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia. La respuesta fue que efectivamente se adelantó la ceremonia, pero que se desconocían las razones para esta modificación.

Por fuera de las vallas dos grupos protestaban ayer bajo la atenta mirada de los policías encargados del orden público. Unos eran los jubilados que exigen el pago de sus pensiones atrasadas, los otros eran seguidores del exvicepresidente Jorge Glas, que está privado de su libertad por un caso de asociación ilícita.

“Para evitar estas protestas creo que se adelantó el cambio de guardia y se cerró la plaza. Pero igual no hubo autoridades, solo los de la escolta (presidencial) y algunos policías”, explicó a este Diario un policía, al ser consultado por las razones del cierre de la plaza.

La anterior semana el panorama fue similar, aunque el relevo sí se hizo a la hora habitual. La plaza estuvo cercada, los granaderos marcharon prácticamente sin público y luego, durante el momento cultural, un grupo de marimba de Esmeraldas bailó y tocó una pieza musical para un grupo de 15 extranjeros que lograron ingresar.

El presidente Lenín Moreno tampoco ha participado de los cambios de guardia desde hace más de un mes y la última funcionaria de alto rango que lo hizo, en su representación, fue la ministra de Inclusión Económica y Social (MIES), Berenice Cordero, el 22 de octubre.

Ese día, a la misma hora de la ceremonia, el mandatario mantenía una reunión con los representantes de la Fundación española ONCE, que trabaja en la inclusión de personas con discapacidad.

Extraoficialmente, una fuente cercana a la Presidencia le dijo a EXPRESO que habría variaciones sobre los horarios y puestas en escena del cambio de guardia. El primer lunes de cada mes se lo celebraría a las 11:00 y los demás a las 08:00.