Al Gobierno le quedan pocas opciones para financiarse

  Actualidad

Al Gobierno le quedan pocas opciones para financiarse

La Asamblea envía al archivo el proyecto de Ley de Crecimiento Económico. La Función Ejecutiva podría insistir enviando nuevas propuestas hoy.

Diálogos. Pabel Muñoz de la revolución ciudadana conversa con Henry Cucalón y Vicente Taiano del PSC.

El Gobierno suma un nuevo revés en sus planes económicos. La Asamblea Nacional decidió este domingo 17 de noviembre enviar al archivo el proyecto de Ley de Crecimiento Económico enviado por el Ejecutivo, en una sesión que estuvo marcada por acusaciones y momentos de tensión a la hora de votar.

Aunque el acuerdo inicial fue que 14 asambleístas, dos por fuerza política, intervengan para tomar una decisión, antes de que hable la mitad ya se habían lanzado dos mociones para votar por el archivo de la ley. Una vino del asambleísta Vicente Almeyda, del Partido Social Cristiano (PSC), y otra de Raúl Tello, del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI).

Ambas se unificaron y en un segundo intento (en el primero les faltaron dos votos y hubo un pedido de rectificación) lograron imponerse con 70 voluntades, frente a 32 votos en contra y 31 abstenciones. El dato curioso fue la fuerte reprimenda que dio el asambleísta Daniel Mendoza, de Alianza PAIS y presidente de la Comisión de Régimen Económico, a su colega de bancada Andrea Yaguana, que se abstuvo en dos ocasiones mientras, al parecer, se secaba las lágrimas.

▶Leer: La reforma económica, con informe de segundo debate

En la otra orilla, el correísmo festejaba entre gritos y abrazos la que quizás es su primera victoria dentro de la Asamblea Nacional desde su separación de Alianza PAIS. “¡Sí se pudo!”, fue la arenga de los militantes de la Revolución Ciudadana.

La sesión fue convocada para las 14:00, pero comenzó treinta minutos más tarde. En los pisos superiores del Legislativo los jefes de bancadas se reunían para acordar que la cita se desarrolle con normalidad. El pacto estuvo a poco de romperse, en varios pasajes, por los acalorados discursos.

Lo primero que se resolvió fue el mecanismo del debate. El asambleísta correísta Pabel Muñoz propuso que del extenso documento del informe para el segundo debate, solo se lea el análisis, síntesis, resoluciones, conclusiones y recomendaciones. El mecanismo fue aprobado por 122 legisladores.

Mendoza arrancó reconociendo que el proyecto enviado desde el Ejecutivo llegó con errores y conceptos que no eran aceptables. “Por eso el trabajo de la comisión fue perfeccionar, mejorar y corregir lo que fuera necesario para garantizar llegar a este momento del segundo debate”.

Pero, al parecer, ningún anuncio de arreglo al documento original iba a cambiar las posturas que ya estaban establecidas. El primer crítico fue Hermuy Calle, del bloque de la Revolución Ciudadana, que denunció que la ley propuesta por el Gobierno de Lenín Moreno no tiene unidad de temas, como establece la Constitución, no está bien motivada y tampoco definía cuánto se iba a recaudar con las medidas propuestas.

Almeyda calificó de “mamotreto” y “maldito” al proyecto de ley, expresiones que fueron festejadas por la mayoría de asambleístas del bloque de la Revolución Ciudadana, que coincidían, como hace mucho tiempo no lo hacían, con los socialcristianos.

Patricio Donoso, de CREO, planteó que la votación se efectúe por tramos porque consideraba que había algunas propuestas positivas que beneficiaban a sectores específicos; aunque dijo que su bloque se iba a oponer a todos los nuevos tributos que se incluían en la propuesta gubernamental.

Fausto Terán, de PAIS, acusó de haber fraguado “un pacto oscuro” a socialcristianos y correístas, algo que los dos bandos negaron, pero les permitió lograr el archivo de la normativa.

Propuestas

El Gobierno del presidente, Lenín Moreno, puede enviar nuevas propuestas de reformas económicas en temas específicos inmediatamente. El asambleísta, Daniel Mendoza, incluso dijo que estas podrían empezar a llegar hoy mismo, a la vez que lamentó que se haya archivado la Ley enviada en octubre.

Votación

El asambleísta socialcristiano, Henry Cucalón, defendió el archivo de la normativa, aunque esta fue lograda con los votos justos. Reconoció que la ley tiene aspectos positivos que fueron mal tratados dentro de la Comisión y que el Ejecutivo podría insistir en ellos en nuevas propuestas.