Actualidad

La gobernabilidad del país, amenazada de antemano

El fraccionamiento en la futura Asamblea dificultaría acuerdos legislativos. La debilidad institucional es un reto para el nuevo Ejecutivo

ID- PACHA- acuerdos
La ID y Pachakutik coincidieron en el reclamo de transparencia al CNE, pero aseguran que no hay un acuerdo para ser bancada.Cortesía

La gobernabilidad se pinta como un camino cuesta arriba en el siguiente periodo. Con una Asamblea Nacional con cuatro grandes bloques, pero sin una mayoría definitiva, y el movimiento político de uno de ellos amenazando desde ya con “desacreditar” a cualquier Gobierno, hay más de un reto para lograr el acuerdo nacional básico que piden varios sectores de la sociedad.

Pachakutik está decidido a deslegitimar al próximo Ejecutivo, sin importar quién lo conforme, porque considera que será fruto de un proceso electoral al que califica como fraudulento. Su coordinador, Marlon Santi, anunció que su lucha se mantendrá en las calles.

Asamblea- agenda- elecciones

Agenda al límite para la Asamblea saliente

Leer más

La actitud de su bloque legislativo será similar dijo ayer a EXPRESO el asambleísta electo y coordinador de la futura bancada, Rafael Lucero. Dijo que el único acuerdo de gobernabilidad posible era con Yaku Pérez, pero una vez que los órganos electorales determinaron que quedó fuera de la contienda, solo les queda construir una agenda legislativa propia.

Para nosotros el Ejecutivo que podía ser cercano era el de Yaku Pérez. Ahora impulsaremos el plan de gobierno de Pachakutik y el mandato del parlamento de los pueblos.

Rafael Lucero,
​asambleísta electo por Pachakutik

“Nuestro acuerdo nacional estará planteado en la Asamblea y ahí estaremos abiertos a dialogar con todos lo sectores poniendo por delante temas como el acceso a la educación, la oposición a la explotación minera y la amnistía para los líderes sociales perseguidos en los últimos años”, señaló Lucero.

Mañana, el bloque de 27 asambleístas de Pachakutik aprobará la agenda que será elevada al Consejo Político del movimiento. Este documento servirá de base para empezar a hablar con otros bloques como el de Izquierda Democrática.

La politóloga y académica Katalina Barreiro considera que en los próximos cuatro años habrá una gobernabilidad móvil en la relación Ejecutivo- Legislativo. A su criterio, un Gobierno de Guillermo Lasso podría generar una mayor articulación al interior de la Asamblea, aunque en temas muy puntuales y a corto plazo.

Este es un momento de construir un proyecto como país y dejar de lado las disputas y la persecución que estamos viendo, no le está llevando a ningún lado al Ecuador.

Eckenner Recalde,
​asambleísta electo por la ID
Andrés Arauz en el programa de Ingobernables EC.

Andrés Arauz admite que asambleístas electos piden cargos a cambio de apoyo

Leer más

“Pero ese no es el único obstáculo. El tema económico, la falta de confianza en las instituciones del Estado a todo nivel y el plan de vacunación serán vitales para intentar tener algo de gobernabilidad. Eso va más allá incluso de lo que pueda lograr la Asamblea y el Ejecutivo, porque es una situación del conjunto de la sociedad”, manifestó Barreiro.

Con sus 18 asambleístas electos, la Izquierda Democrática (ID) podría jugar un papel determinante a la hora de apoyar u oponerse a las propuestas del Ejecutivo y dar viabilidad a los proyectos gubernamentales.

El coordinador del bloque Eckenner Recalde le dijo a este Diario que no se dedicarán a bloquear iniciativas, de donde vengan, solo por algún sentimiento de animadversión con el Gobierno de turno. “Nuestra idea es apoyar las propuestas que vayan en beneficio del país y aportar para mejorar las leyes. Obviamente tenemos líneas rojas que no vamos a rebasar. Proyectos privatizadores de ningún tipo, por ejemplo”, señaló.

La ID ha tenido coincidencias con Pachakutik, pero Barreiro considera que es muy probable que esta organización política eventualmente pueda tener afinidad con propuestas de CREO, más que con las de Andrés Arauz.