Al fin ganaron Primo Roberto y Bwana

  Actualidad

Al fin ganaron Primo Roberto y Bwana

Corrió mucha agua bajo el puente; fueron varios los intentos fallidos, se rompieron algunos boletos y se sufrieron unas cuantas decepciones hasta que se dio la buena, y por partida doble. Dos buenos caballos de serie alta recuperaron el domingo pasado

Protagonista. Bwana fue la agradable sorpresa clásica con Luis Hurtado en su silla.

Corrió mucha agua bajo el puente; fueron varios los intentos fallidos, se rompieron algunos boletos y se sufrieron unas cuantas decepciones hasta que se dio la buena, y por partida doble. Dos buenos caballos de serie alta recuperaron el domingo pasado le memoria y entregaron a los allegados del ‘Tres Patines’ un par de victorias que la ubican en sitio preferencial de la Estadística 2016.

Como para ratificar la nobleza de un puro de carreras, Primo Roberto encontró, por mérito de su jinete Johnny Gihua o por contingencia propia del desarrollo de carrera, el modo de desenvolverse mejor. Abierto, libre para ensayar una larga y sólida atropellada que le permitió dominar de manera solvente la sexta de la tarde, pudo establecer una separación superior a los cuatro cuerpos sobre La Faraona en una marca de importancia para los 1.100 metros: 1.05.1.

Salvo un buen segundo de Lagar, a tan solo un pescuezo en 1.300 metros, lo de Primo Roberto había sido bastante pobre, de allí que es de destacar esta performance que bien puede marcar el inicio de una racha victoriosa, pues mostró tener clase al encontrarle la vuelta.

Lo de Bwana fue aún mejor. Abandonado hasta por sus más cercanos allegados, propició la gran sorpresa de la tarde, de ahí que el Trofeo Stud David y Daniel recordará en la cristalera del ‘Tres Patines’ el reencuentro de un buen caballo que no tuvo la fortuna para mostrar sus reales condiciones sobre la arena del MSD (apenas cuatro victorias en 31 salidas).

Llegó en mitad del lote, de menos a más, sin entrar en luchas prematuras, y entrando a tierra derecha se presentó con mucha fuerza, dominando primero y resistiendo luego el ataque de Caminito y Berlusconi, sus compañeros de pensionado que debieron contentarse con escoltarlo a dos y medio y cinco y medio cuerpos, respectivamente.

La marca agenciada en los 1.400 metros por el destacado castaño que condujo de manera atinada Luis Hurtado fue de 1.25.3, lo que acredita su bondad corredora y el excelente manejo de su entrenador Armando Roncancio, dueño de tres victorias en la tarde. SDP