Actualidad

Las franquicias locales de pollos duplican sus ventas

Algunos locales vende hasta 1.600 pollos, a la semana, por las promociones. Tres marcas se distinguen D’Alex, La esquina de Ales y Los pollos de la Tri.

Asadero. Edgar Loor, uno de los dueños de Pollos a la brasa D’Alex, en las calles Los Ríos y El Oro, en Guayaquil.

El éxito de las franquicias locales de pollos a la brasa no se evidencian solo por el número de locales y por el incremento en la venta. Una de ellas es auspiciador de uno de los principales equipos de fútbol del Ecuador; el logo de la Esquina de Ales está en la camiseta del Delfín.

Los asaderos han duplicado sus ventas, por las promociones que ofrecieron todo el año; por semana se estima que venden entre 1.200 y 1.600 pollos a la brasa.

En el mercado de las franquicias de los pollos a la brasa en Guayaquil también destacan los locales D’Alex y en Quito Los pollos de la Tri. Estas últimas franquicias tienen poco tiempo en el mercado y ya destacan.

Diario EXPRESO efectuó un recorrido por el norte y sur de Guayaquil, para visualizar el éxito de las franquicias de los asaderos de pollos. Al mediodía empiezan a cocinar con carbón los pollos, son decenas de decenas y es que se calcula que por día ofertan unos 200.

La esquina de Ales es la franquicia con más tiempo en el mercado, unos 19 años. De acuerdo con los franquiciados que hay en Sauces se estima que a nivel nacional hay más 140 franquicias en el país.

EXPRESO solicitó una entrevista con el dueño de la franquicia, pero por sus múltiples compromisos empresariales y deportivos no fue posible.

Sin embargo, el éxito de La esquina de Ales es analizado hasta en las universidades. Alumnos de Marketing, de la Facultad de Comunicación Social, de la Universidad de Guayaquil estudiaron el caso y encontraron que los consumidores son personas de entre 4 a 70 años de edad y que un 50 % de los clientes tienen entre 31 y 55 años de edad, son personas que trabajan y consumen el producto a la hora del almuerzo o para desayunar. Un 25 % de los consumidores son jóvenes y jóvenes adultos de 16 a 30 años de edad, que van al asadero en salidas para pasear entre amigos. El otro 25 % son los clientes que salen a pasear en familia.

Los pollos de la Tri tienen unos cuatro años en el mercado de Quito y tienen cuatro locales propios y uno franquiciado, según Guido Santillán, gerente de Ecuafranquicia. Explicó que el desarrollo de esta franquicia recién empezó este año. Agregó que el éxito está en que es una comida al alcance de todo bolsillo. “Es decir, que uno sale con su familia a comer gasta unos $ 15. Es gran ahorro, en otros tipos de restaurantes se gastan más de $ 40”.

El asadero D’Alex tiene 12 años en el mercado y ha abierto 6 locales, es una franquicia dada solo a familiares, más adelante lo abrirán al público general. El local de Los Ríos y El Oro fue ampliado, ahora es de dos pisos, aquí la inversión fue de unos 120.000. Su dueño, Edgar Loor, indicó que el éxito está en la frescura del producto, la calidad y el servicio. Loor resaltó que mantener precios cómodos ayudó a que las ventas suban, pese a que el país no se termina de recuperar del bajón económico que tiene.

Promociones

D´Alex

En la foto el local de Los Ríos y El Oro, en Guayaquil. La oferta es recibir medio pollo gratis, al pagar uno entero. Por la compra de medio, un cuarto gratis.

De Ales

En la foto el local de Sauces I. La promoción de aquí es pagar 14,99 dólares y llevar dos pollos enteros. La estrategia les ayudó a duplicar la venta.

De la tri

El local está ubicado en Quito, es una franquicia de asadero deportivo. Los clientes pueden ver el fútbol mientras disfrutan de un buen pollo asado.

¿Las franquicias locales de pollos han quitado mercado a las extranjeras en el país?

No se puede negar que la competencia es de igual a igual por su sabor, calidad y atención. Sin embargo, no hay un estudio que demuestre qué porcentaje tiene la franquicia local y la extranjera. Pero, hay una tendencia por comer sano, con menos grasa.

¿Qué ventaja da emprender en un negocio de pollos asados?

Una ventaja que da la franquicia es que es un negocio probado, que transmite al franquiciado la experiencia ganada, lo que asegura el éxito. Además los asaderos son negocios relativamente más fácil de operar, en comparación con un restaurante tradicional.

¿Qué ventaja da optar por una franquicia nacional de un asadero de pollos y no por una extranjera?

Se puede resumir en cuatro puntos. Primero, el producto ya está probado en el país. Segundo, se tiene soporte local inmediato. Tercero, los costos de inversión son menores. Y, cuarto, ya están desarrollados los proveedores.