La fiesta abrio con homenaje a Shakespeare

  Actualidad

La fiesta abrio con homenaje a Shakespeare

La Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL) inició desde antes que se inaugurara.

Libros. La oferta editorial es otro de sus atractivos. Catorce editoriales nacionales ofertan libros a distintos precios para niños, adolescentes y adultos, entre ellas, obras de los invitados.

La Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL) inició desde antes que se inaugurara. Y es que pese a que la apertura oficial del evento se llevó a cabo a las 10:30, desde las 09:30 niños y jóvenes de escuelas y colegios de la ciudad llegaron hasta el Centro de Convenciones para recorrer los stands del encuentro y participar en la jornada de lecturas bibliográficas de cuentos del autor británico Roald Dahl.

Desde la sala principal, donde se realizaba la apertura, se escuchaban las risas de los más pequeños. No obstante, el salón quedó en silencio a los pocos minutos cuando Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Municipal de Turismo y Promoción Cívica, tomó el escenario y agradeció a los presentes por su asistencia.

Gallardo resaltó el arduo trabajo que el comité de contenidos, liderado por la docente y crítica literaria Cecilia Ansaldo, llevó a cabo para montar la actividad literaria en la urbe.

Tras sus palabras hubo una intervención artística con bailarines locales. Estos pusieron en escena danzas típicas y otras que resaltaron al dramaturgo William Shakespeare, cuyos 400 años se celebran dentro del marco de la FIL.

Los bailarines interpretaron danzas clásicas de la época shakespeariana e incluso un dueto rindió tributo a la emblemática ‘Romeo y Julieta’.

El inicio oficial del evento estuvo a cargo del alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, quien cortó la cinta inaugural sostenida por Juan y Juanita Pueblo.

Antes de dar por iniciado el evento, no obstante, el burgomaestre dio la bienvenida a la ciudad al autor sudafricano John Coetzee, nobel de literatura, quien al igual que los demás escritores internacionales invitados a la jornada se encontraba entre los presentes.

Él fue declarado huésped ilustre de Guayaquil.

Durante su intervención, Nebot destacó el encuentro como un logro para la ciudad, así como su importancia para la proyección turística y cultural del Puerto Principal en el extranjero.

Añadió que la FIL despeja una ‘leyenda negra’ repetida a través de los años según la cual el guayaquileño no es culto. E indicó que la permanencia de esta iniciativa ayudará a promover la lectura.

El primer día de la feria concluyó con una charla magistral a cargo del premio nobel John Coetzee. El autor sudafricano habló sobre la censura en la literatura de los setentas y ochentas en su país natal y la motivación detrás de la censura a través de los tiempos.

La Feria Internacional del Libro de Guayaquil estará abierta al público de 09:30 a 21:00 hasta el domingo. El costo de ingreso es de $ 1 niños y $ 2 adultos.