El festival de rock Concha Acustica resiste

  Actualidad

El festival de rock Concha Acustica resiste

Otros emblemáticos eventos de rock quiteños fueron cancelados en 2019. Al de la Concha, que comenzó en 1972, no lo dejarán morir, según representantes.

Otros emblemáticos eventos de rock quiteños fueron cancelados en 2019. Al de la Concha, que comenzó en 1972, no lo dejarán morir, según representantes.

Como una tradición para los roqueros en la que se combina su música preferida y prácticas habituales de Fin de Año como llevar un monigote para ‘pogear’ con él, así describió Lorena Álvarez al festival de rock La Concha Acústica.

El mismo se realiza cada 31 de diciembre en esa zona del sur de Quito y es un encuentro entre músicos y aficionados.

Con ropa negra y logotipos de famosas bandas de metal y otros géneros, el público asiste desde 1972, año en el que comenzó todo, explicó Pablo Rodríguez, uno de los organizadores.

Nació en una época complicada, ya que en Ecuador se vivían dictaduras en aquellos tiempos. Eso hizo que se lo haga de forma intermitente, hasta que desde 1987 hasta la actualidad no ha habido año que no se lo haga.

Otros eventos emblemáticos de rock de la capital como el Quito Fest; que hubiera cumplido 17 años, el Rock Cotocollao; que iba a cumplir una década, o la Semana del Rock, que este año hubiera tenido su edición número 18, no se realizaron.

▶Lee: Desde el 13 de enero de 2020 se podrá elegir los asientos a Guns N’Roses

El festival de la Concha sobrevivió a este 2019 y sí se lo hará, desde las 12:00 de este martes 30 de diciembre, donde 12 agrupaciones harán retumbar su sonido.

Los que quedaron cancelados dejaron un espacio vacío entre los seguidores del género, mencionó Álvarez.

Rodríguez cree que esto se dio por las limitaciones económicas que la cultura tendría en el país. Sin embargo, desde que en la década de los 70 se dio el primer encuentro con un espíritu de que se tiene que hacer a pesar de cualquier problema, no han fallado. Todo se hace a través de autogestión.

Incluso, han habido ocasiones que las bandas no han cobrado ni un centavo por presentar su espectáculo.

“Lo más importante es reventar, gozar y disfrutar de la música”, mencionó Santiago Cervantes, de la banda Devasted, quienes tocarán en esta edición. El festival también ha marcado un antes y un después en el rock ecuatoriano. En redes sociales, Cervantes ha invitado a todo el público a disfrutar del evento.

Además, se ha convertido en un espacio que sirve como plataforma para que bandas nuevas puedan dar a conocer su material.