La familia de Naomi hizo un plantón afuera de la Fiscalía para exigir justicia

  Actualidad

La familia de Naomi hizo un plantón afuera de la Fiscalía para exigir justicia

El abogado de la familia Luigi García pidió que la fiscal general les reciba para exponer el tema y pedir que la investigación se haga en Quito

MARCHA NAOMI
Acción. Familiares y amigos de la modelo manabita piden justicia en el caso de su muerte.Karina Defas

A menos de 10 días que se cumpla un mes del deceso de la modelo manabita Naomi Arcentales, su familia y su defensa hicieron un plantón en los exteriores de la Fiscalía General del Estado, en el norte de Quito.

Su objetivo fue solicitar a la fiscal Diana Salazar que les reciba porque para ellos es "importante hablar sobre las circunstancias del hecho" ya que el primer sospechoso en el caso es un miembros de la Fiscalía que cumple funciones en El Carmen, en Manabí.

Luigi García, abogado de la familia dijo que solicitan que se desplace la investigación que se lleva en Guayaquil a Quito. "Dudamos de la objetividad que debe de primar en este caso en el que el principal sospechoso es miembro de la Fiscalía", señaló García.

Insistió en que el Estado debe garantizar la imparcialidad en la investigación ya que según él, al ser el sospechoso miembro de la Fiscalía "se puede utilizar todavía el mal llamado espíritu de cuerpo". 

La protesta de este martes 3 de enero de 2021 es una forma de mantener vigente el derecho de las mujeres del Ecuador a no ser maltratadas y que exista justicia. "Naomi no va a conformar las estadísticas del país en torno a la violencia de género, va a ser un referente para que nunca más existan hechos que vulneren los derechos de las mujeres en estas circunstancias", recalcó.

La semana pasada el fiscal Juan Carlos Izquierdo involucrado en el caso, quien fue por casi un año pareja de la modelo, insistió en su inocencia y dijo que no tuvo que ver en su muerte. Él fue detenido por pocas horas y liberado posteriormente porque la Policía aseguró que su sistema fue hackeado para la introducción de la boleta de detención. Argumentó que la irrupción a su sistema se produjo desde el exterior. 

Pero el abogado de la familia ratificó que el sospechoso lo mínimo que puede alegar es el estado de inocencia y ese estatus se mantiene incólume y que será la Fiscalía y la defensa que van a destruir ese estatus de inocencia. 

juan carlos izquierdo

Caso Naomi Arcentales: "Yo no soy un asesino, no soy un femicida", dice Juan Carlos Izquierdo

Leer más

García exigió que si es que Izquierdo se considera inocente que comparezca a la Fiscalía a brindar facilidades. Contó que el fiscal suspendido se niega entregar el teléfono, a rendir muestra fisionómica para la pericia de identidad humana, a dar muestras para las pruebas de ADN, para la siquiatría forense y de entorno social. El abogado afirma que esa negativa da mucho que pensar. Ofreció que con las diligencias técnicas y científicas que practicarán con ayuda de Criminalística y la Policía determinarán los verdaderos hechos que se dieron el 12 de diciembre, día del fallecimiento. 

Este miércoles 5 e enero se formularán cargos para dos sospechosos de un posible delito sexual (violación) que habría sufrido Naomi los días previos a su muerte. 

García reiteró que quién sale beneficiado de una acción ilegítima de un supuesto hackeo del sistema electrónico de la Policía es el sospechoso que de victimario quiere pasar a víctima. Para él es sospechosa la actuación de la Policía ese día y la Fiscalía tiene la obligación de investigar esos hechos para que no se vulnere el sistema de la entidad.

Finalmente mencionó que el informe de la segunda autopsia practicada a Naomi lo que revela la forma es como se dio la muerte y ninguna autopsia puede determinar si fue suicidio sino solo la causa mecánica de la muerte determinada como asfixia mecánica. 

Sara Sabando, madre de Naomi reveló que ella no conoció que su hija había sufrido maltratos en manos del fiscal a quien ella nunca aceptó. Habló de que en los mensajes encontrados en el teléfono de su hija se evidenciaba que él no le permitía que le visite. En la reunión que buscaba con la fiscal Salazar quería pedirle que el caso no quede en la impunidad, que la investigación sea llevada en Quito. "Nunca estuve de acuerdo con ese hombre para mi hija, para mí es un monstruo", concluyó.