Actualidad

Una exposicion pictorica para curar a los corazones rotos

Según la mitología griega, Ariadna, hija de los reyes de Creta, se enamoró de Teseo a primera vista y huyó con él tras ayudarlo de escapar de la cueva de un minotauro.

Arte. Sandra González se enfocó en el mito de Ariadna a la hora de crear.

Según la mitología griega, Ariadna, hija de los reyes de Creta, se enamoró de Teseo a primera vista y huyó con él tras ayudarlo de escapar de la cueva de un minotauro.

Sin embargo y pese a su valentía, su amado la abandonó. Esta, años después se casó con otro dios, llamado Dionisio.

En una reescritura de esta historia se basa ‘El hilo de Ariadna’, muestra más reciente de la artista guayaquileña Sandra González (también conocida como Lola Duchamp).

La exposición, que abrió sus puertas en la galería El Mirador de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, cuenta con pintura, serigrafía, ilustraciones, collages y una instalación en las que se narra el amor de inicio a fin.

“En esta muestra Ariadna no se encuentra con Dionisio, que la salva, sino que ella se convierte en su propio Dionisio y es la que se rescata a sí misma”, señaló la artista.

La muestra está dividida en cuatro partes. La primera, titulada ‘El regalo’, representa la entrega al principio de una relación y es puesto en escena a través de la recreación de animales ciegos.

Un letrero con la frase ‘El diablo está en los detalles’, marca el descenso del amor y es la apertura a una serie de afiches elaborados en serigrafía que marcan el abandono.

“Esa fase está marcada por personajes de películas de terror y plantea el abandono como distintas peliculillas”.

La recuperación y el olvido está marcados por íconos femeninos, entre ellos los personajes de las cartas del tarot y la imagen de la diosa Venus.