Actualidad

El exministro de Salud Juan Carlos Zevallos reconoce 'errores' en el proceso de vacunación

Este lunes se difundió un comunicado. Defendió a los funcionarios que su único pecado ha sido el coordinar y ejecutar las decisiones que recibieron

Juan carlos zevallos
El ministro de Salud, al momento de recibir la vacuna contra la COVID-19.SECOM

Casi un mes después de su renuncia y de su salida del país con destino a Estados Unidos, el exministro de Salud Juan Carlos Zevallos rompe el silencio. Lo hace con una carta a la opinión pública. En la misiva inicia señalando que "la vacuna es un derecho de todos los ecuatorianos, sin excepción ni discriminación".

La Fiscalía abrió en enero una investigación previa por posibles irregularidades en el proceso de vacunación. Esta semana se recibirán versiones de funcionarios y beneficiarios.

Zevallos resalta que la única salida viable para eliminar la pandemia de COVID-19 es la vacuna. Asegura que, por tratarse de un virus desconocido, no existe a nivel global un protocolo universalmente consensuado y reglamentos o leyes  que determinen la ejecución de un plan de vacunación.

Zevallos reconoce que pudieron existir errores en el proceso de vacunación por tratarse de un complejo escenario en el que los procesos acelerados y masivos significaron tomar decisiones sobre la marcha y ante evidencias científicas que día a día se habían suscitado.

"Hoy vemos que en algunos casos nos equivocamos cuando desde el Gobierno invitamos a personas que creíamos que necesitaban la vacuna para el cumplimiento de sus funciones o que su incorporación en la fase piloto podría brindar confianza a los ciudadanos", señaló.

Freddy-Carrion1.jpg

El defensor del Pueblo pide a la Fiscalía que investigue la vacunación de los ministros y sus familiares

Leer más

Asegura que las decisiones sobre la marcha se hicieron pensando en la urgencia de las personas con alto riesgo y vulnerabilidad y en la emergencia de 'entregar vida'.

Zevallos lamentó la demora en brindar las explicaciones al país "pues entiendo las reacciones generadas y comprendo la sensibilidad de la población frente a la incertidumbre de acceder masivamente a una vacuna que se constituye en el principio del fin de la pandemia".

El exministro, sin embargo de sus explicaciones, rechazó que se pretenda instrumentalizar el tema que califica de, profundas implicaciones humanas, por intereses políticos con los que se ha puesto de manifiesto la sinrazón en el Ecuador.

Dijo que desconoce si la persecución desatada es al régimen o al exministro. Pero cree que no por ello debe causarse daño y lesionar la honra de los funcionarios públicos y representantes de la sociedad civil que sirvieron al país sin horarios y sin descanso en los momentos más 'aciagos' de la historia. "Su único pecado ha sido el coordinar y ejecutar las decisiones técnicas y cumplir con las disposiciones lícitas que recibieron".

ALLANAMIENTO

Fiscalía recibe versiones por las vacunas

Leer más

Finalizó diciendo que está seguro que la justicia se encargará de enderezar lo que se ha convertido injustamente en linchamiento político y mediático.