Exministro brasileno se entrega a la policia tras cinco dias profugo

  Actualidad

Exministro brasileno se entrega a la policia tras cinco dias profugo

El exministro de Transportes de Brasil y presidente del Partido de la República (PR), Antonio Carlos Rodrigues, se entregó hoy a la Policía Federal tras pasar cinco días prófugo de la Justicia, que dictó su prisión el pasado viernes día 24.

El exministro está siendo investigado en el marco de la operación Caixa d’agua.

El exministro de Transportes de Brasil y presidente del Partido de la República (PR), Antonio Carlos Rodrigues, se entregó el 29 de noviembre a la Policía Federal tras pasar cinco días prófugo de la Justicia, que dictó su prisión el pasado viernes día 24.

Rodrigues, acusado de haber cometido los crímenes de corrupción, extorsión, participación en una organización delictiva y falsedad ideológica, se entregó en la sede de la superintendencia de la Policía Federal en Brasilia, informó su defensa.

El exministro está siendo investigado en el marco de la operación Caixa d’agua, en la que los exgobernadores de Río de Janeiro Anthony Garotinho y su mujer, Rosinha Garotinha, fueron detenidos el pasado miércoles día 22.

Rodrigues habría participado en un esquema ficticio en el que la multinacional cárnica JBS habría firmado un contrato con una empresa informática por valor de 3 millones de reales (937.000 dólares), aunque la Fiscalía sospecha que los servicios no fueron prestados y el dinero fue a la campaña electoral del matrimonio Garotinho.

La denuncia contra Rodrigues y los Garotinho se produjo tras la delación que hicieron los dueños de JBS, los hermanos Joesley y Wesley Batista, y el exejecutivo del grupo Ricardo Salud.

Salud aseguró que negoció con el entonces gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) la donación de 20 millones de reales al PR para garantizar el apoyo en 2014 para la reelección de Dilma Rousseff (PT) como presidenta.

Antonio Carlos Rodrigues fue ministro de Transportes brasileño entre enero de 2015 y mayo de 2016, durante el mandato Rousseff.