El excontralor Celi dejó la cárcel y asiste al juicio con un grillete

  Actualidad

El excontralor Celi dejó la cárcel y asiste al juicio con un grillete

En la segunda semana de juicio que concluyó la tarde de este miércoles, el exfuncionario acudió a la Corte Nacional de justicia portando un grillete electrónico en su tobillo izquierdo.

Pablo Celi
Pablo Celi este 13 de abril del 2022.EFE

El excontralor Pablo Celi asistió este 13 de abril de 2022 al quinto día del juicio por posible delincuencia organizada en el caso Las Torres ya desde el arresto domiciliario y no desde la cárcel 4, en el norte de Quito, en donde había pasado desde el 14 de abril de 2021.

En la segunda semana de juicio que concluyó la tarde de este miércoles, el exfuncionario acudió a la Corte Nacional de justicia portando un grillete electrónico en su tobillo izquierdo.

Además del dispositivo, para acceder al arresto domiciliario, a Celi se le dictó prohibición de salida del país y vigilancia permanente en su domicilio. Marcelo Ron, su abogado, señaló que su cliente no ha recuperado su libertad y está con arresto domiciliario, con grillete, vigilancia policial con contacto visual permanente.

Con la nueva medida que fue sustituida luego de que cumplió 65 años, Celi solo podrá salir para diligencias judiciales como su juzgamiento y de otros 10 sospechosos de integrar una posible red delincuencial dedicada al cobro de coimas para el desvanecimiento de glosas a contratistas de Petroecuador.

También podrá dejar el arresto domiciliario para acudir a citas médicas. La Fiscalía siguió con la reproducción del quinto testimonio anticipado con el que busca probar la responsabilidad de los procesados en el caso.

Se trató de Sebastián Robles, exfuncionario de la contratista de Petroecuador NoLimit que habría entregado sobornos a funcionarios de la estatal, a cambio del desvanecimiento de glosas y la liberación del pago de planillas adeudadas.

Robles confirmó durante su testimonio anticipado proporcionado en septiembre de 2021 que en una reunión cumplida en Quito, a la que acompañó a Pedro Crespo y que se realizó con Roberto Barrera y Raúl de la Torre, los dos últimos habrían solicitado el 20 % de las facturas que debía cancelar Petroecuador a la empresa para la ejecución de su cobro.

Indicó que en el encuentro se habló abiertamente de la repartición de las coimas y los montos que le iba a corresponder a cada funcionario. Dijo que la petición se hacía en nombre del exgerente de Petroecuador Pablo Flores, también procesado en la causa.

Robles fue quien grabó la conversación porque dijo que estaba cansado de las exigencias de los funcionarios de turno de Petroecuador. Esa grabación fue una de las que se entregó en Estados Unidos y que derivó en una investigación judicial y la sentencia a los involucrados en los pagos.

El quinto día concluyó coincidencialmente con la reproducción del quinto testimonio. La audiencia se reinstalará el próximo jueves a las 08:30 para escuchar la sexta declaración anticipada de un exfuncionario de la Contraloría.