El eterno debate de los Dhruv

  Actualidad

El eterno debate de los Dhruv

Otro elemento en la investigación de la compra de los helicópteros Dhruv. Es el documento que envió a la Comisión de Relaciones Internacionales el general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) Alonso Espinoza. Este se acumula a la larga lista de folios

Comisión de Relaciones Internacionales. La oficialista María Augusta Calle y el excomandante de la FAE Rodrigo Bohórquez, en la comparecencia.

Otro elemento en la investigación de la compra de los helicópteros Dhruv. Es el documento que envió a la Comisión de Relaciones Internacionales el general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) Alonso Espinoza. Este se acumula a la larga lista de folios que ya tiene el caso.

Espinoza, exjefe del Comando de Operaciones Aéreas y Defensa, debía asistir a esa mesa de la Asamblea, pero se disculpó.

La presidenta de la comisión y legisladora oficialista María Augusta Calle mostró ese informe al final de la comparecencia del excomandante de la FAE Rodrigo Bohórquez.

Según ese texto, el excomandante de la FAE Jorge Gabela, asesinado en 2010, tenía “interés en que se adjudique el contrato de la compra de las naves a la empresa Israel Aerospace Industries (IAI)”, leyó Calle.

Esa versión señala que esa compañía estaba relacionada con una aerolínea ecuatoriana privada. Esta había planteado una alianza estratégica con Tame para volar a Estados Unidos (Miami y Nueva York). Ese acuerdo, dice el texto, resultaba beneficioso solo para la empresa privada porque usaba los aviones de la estatal.

El escrito dice además que un familiar cercano a Gabela trabajaba en la aerolínea privada. Patricia Ochoa, viuda de Gabela, confirmó a EXPRESO que su hija Anais trabajó en la aerolínea, en Guayaquil. “Contestaba el teléfono. ¿Por qué la señora Calle nos les mostró la carta del general Homero Arellano al presidente Correa? Allí le cuenta sobre los documentos secretos de este caso”, dijo. Según ella, “el general Espinoza compró tres empresas que estaban en manos del Estado. Quieren asesinar el buen nombre de mi esposo”, añadió.

La información de Espinoza no se mencionó durante la sesión de la comisión, que duró una hora y 54 minutos, para escuchar a Bohórquez. El exgeneral, ahora en servicio pasivo y funcionario de Tame, relató el historial de la adquisición de los helicópteros. “Un proceso escabroso y lleno de problemas”, contó. Él, quien también fue presidente del Comité de Contrataciones, manifestó que ha pasado los últimos seis años preguntándose qué “hicieron mal en este caso”.

Reconoció la responsabilidad de los comandantes de la FAE en la compra de los Dhruv, pero aclaró que no participaron de manera directa. Aceptó que fue una “mala compra”.

“En 2008, el concurso se declaró desierto porque el proceso precontractual estaba mal hecho. Había palabras escritas a mano”, relató. Explicó que en el siguiente proceso precontractual “las bases nunca llegaron a los concursantes”.