Un estudio revela la realidad local

  Actualidad

Un estudio revela la realidad local

Este profesional, especializado en Brasil y máster en ciencias cardiovasculares con subespecialidad en insuficiencia cardíaca, participó como médico consultor del estudio sobre las enfermedades cardiovasculares, desarrollado por la firma auditoria Delo

Bolívar Sáenz Tello Cardiólogo

Ni sumando los fallecimientos causados por todos los tipos de cáncer en el país se llega a los niveles de mortalidad que provocan las enfermedades cardíacas: tres veces más muertes. “La gente está muriendo mucho por estas enfermedades y, además, eso le está costando muy alto al país”, destaca el cardiólogo Bolívar Sáenz Tello.

Este profesional, especializado en Brasil y máster en ciencias cardiovasculares con subespecialidad en insuficiencia cardíaca, participó como médico consultor del estudio sobre las enfermedades cardiovasculares, desarrollado por la firma auditoria Deloitte y Novartis. Allí se analizó la carga económica que representan estas dolencias para el individuo, el sector público y privado.

Le preocupa lo que ocurre en el país. Hay gente más joven padeciendo estos males. “Se ha visto un incremento de las enfermedades cardiovasculares en el torno de los 40-45 años, que no necesariamente está asociado a un componente genético y eso llama muchísimo la atención”, dice. Recuerda que estas dolencias se veían más pasados los 50 o 55.

Además, cuando revisó los estudios mundiales, confirmó que las enfermedades cardíacas eran 2 a 1 en relación hombre-mujer, pero la relación ahora es prácticamente igual. “Es una enfermedad que va creciendo de forma vertiginosa”.

Considera que falta trabajar en el control de los factores de riesgo. Recuerda que en otras enfermedades como el cáncer de mama, existen campañas como “Tócate”.

Explica que, por ejemplo, cuando en una familia se habla de que uno de sus integrantes tiene cáncer, se lo relaciona inmediatamente con la muerte y se hace todo lo posible para detenerlo. Pero si a la persona le dicen que padece de hipertensión, lo pasa por alto, sin considerar que esta es la cuarta causa de muerte en el país. “Es la falta de conocimiento, de estrategias, de mecanismos de prevención que estamos teniendo en el país, que deberían ser un poco más agresivos”.

Habla de la necesidad de prevenir desde la infancia con una buena alimentación. Por tratarse de enfermedades silenciosas o que dan síntomas cuando ya se han complicado, recomienda que los ecuatorianos se sometan a chequeos periódicos de presión arterial, también a los exámenes básicos de sangre y pide no olvidar la importancia de ejercitarse y de alimentarse de manera balanceada. Que las cifras le sirvan de alerta.