Actualidad

Una estricta formacion para controlar el transito

Hay 229 aspirantes para el control del tráfico en 3 ciudades. La aprobación de 34 materias evidencia lo riguroso del proceso.

Preparación. Capacitación técnica y física es la que reciben los aspirantes a agentes civiles de tránsito.

Levantarse a las 04:30 y acostarse a las 22:00 no era parte de la rutina diaria de Andrés Navarrete; pero desde el lunes último, y por los próximos tres meses, deberá cumplir con esa jornada.

Todo por someterse a un régimen para asimilar en cinco meses lo que a un vigilante de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) aprende en más de un año.

El joven de 22 años es uno de los 229 aspirantes a agente civil de tránsito que son capacitados en la Escuela de Formación de Oficiales y Tropa (EFOT), situada en el kilómetro 10,5 de la vía a Daule.

Andrés integra el grupo de 151 futuros uniformados que controlarán las calles de la capital de Santo Domingo de los Tsáchilas. Para esa plaza se presentaron 800 jóvenes.

Los otros 78 aspirantes que están en el EFOT se distribuirán 28 para Guayaquil y 50 para la capital de Esmeraldas.

En las instalaciones permanecerán tres meses, lapso en que están restringidas las visitas, los teléfonos y las redes sociales. Solo tendrán contacto con familiares en una feria programada al finalizar la primera fase de capacitación.

Los que aprueben tienen un último reto: dos meses de capacitación en centros de educación superior de las respectivas ciudades.

Son 34 materias que deberán aprobar los futuros agentes, como Señales manuales de regulación, Accidentología y Movilidad sustentable. Al final deberán presentar un proyecto vial para su ciudad.

La preparación académica no los exime de la cultura física, fajina (limpieza de áreas destinadas) y lavado de la ropa.

No hay tiempo para el descanso, pues hasta los domingos tienen que leer los libros y acceden al internet para preparar sus proyectos.

Alisson Álava, de 19 años, integra la primera promoción de agentes para Esmeraldas. Admite que no es una tarea fácil, tomando en cuenta las falencias en normas de tránsito que padece la ciudad de la que es oriunda.

“Estoy consciente de que el tren pasa una sola vez. Aprovecharé esta experiencia y la consigna del grupo es superar las pruebas”, expresó.

En ello coincide Ángel Triana, uno de los posibles agentes civiles para Guayaquil. Atrás quedará el oficio de tricimotero que desempeñaba en el populoso sector El Fortín.

“Quizá me toque imponer el orden del tránsito en mi barrio, a mis compañeros”, comenta Ángel, quien tiene como siguiente meta continuar la carrera de Administración de Empresa, que abandonó por falta de recursos económicos.

Andrés, Alisson y Ángel están conscientes del proceso riguroso, por lo que se esfuerzan al máximo para no incluirse entre los desertores, que según el muestreo histórico es de un 2 %.

Para saber

Graduados

Las formaciones para agentes civiles de tránsito corresponden a la cuarta promoción de Guayaquil, segunda de Santo Domingo y la primera de Esmeraldas.

Capacitación

Defensa personal y procedimiento policial son parte de la preparación que reciben los postulantes durante los tres meses del proceso.

Sanciones

Antes de finalizar la jornada se hace una evaluación del día. Hay sanción con ejercicios físicos hasta la elaboración de un informe en la hoja de vida, en caso de que la infracción sea grave.

Metodología

Los jóvenes, especialmente de ciudades donde no hay políticas de tránsito, son preparados para lograr socializar con los conductores y peatones. Babahoyo y Esmeraldas son algunas de las ciudades con esas limitaciones.