Las finanzas del Municipio de Quito muestran deudas y fallas en la administración

  Actualidad

Las finanzas del Municipio de Quito muestran deudas y fallas en la administración

La falta de pago del gobierno nacional complica las cuentas. Hay varias anomalías en la administración

Alcalde- fiscalía- Yunda- corrupción
El alcalde Jorge Yunda llegó en medio de gritos de apoyo de sus simpatizantes a los que nos les importó mantener la distancia para evitar la propagación del COVID-19.Daniel Molineros / EXPRESO

Los números de Quito están en rojo y no solo por los casos confirmados de coronavirus que saturan los hospitales. El Municipio también enfrenta una situación económica compleja por la reducción de ingresos y por la falta de pagos del gobierno del presidente Lenín Moreno. El creciente déficit deja en evidencia que la administración de Jorge Yunda arrastra anomalías que deben ser corregidas de manera urgente.

Jorge Yunda, alcalde de Quito

El Gobierno nacional adeuda $264 millones al Municipio de Quito

Leer más

Una de las más evidentes es la autonomía que tienen las empresas públicas metropolitanas. El concejal Bernardo Abad considera inconcebible que los sueldos y salarios de los burócratas de esas entidades no estén regulados por el Municipio. Es decir, pese a que son servidores municipales y que reciben recursos del cabildo, los sueldos no están apegados a cargos similares en otras instituciones públicas.

En la reunión del Concejo Metropolitano del jueves pasado, varios concejales coincidieron en la necesidad de homologar el salario de los funcionarios de las empresas metropolitanas. Advirtieron, sin embargo, que existe un rechazo a esa alternativa.

Reducir los salarios de los burócratas servirá, por ejemplo, para disminuir la deuda que tiene el Municipio. Hasta el 31 de julio, el cabildo adeudaba 77,8 millones de dólares a empresas como Agua de Quito, Aseo, Movilidad y Obras Públicas, entre otras.

Sino hay la homologación salarial, la deuda del Municipio será de 148 millones de dólares hasta el final de este año.

La deuda estatal con Quito
La deuda estatal con Quitoexpreso

Abad denunció otra irregularidad que pone en jaque las finanzas de la capital. El Municipio dijo, aunque sin cifras concretas, sigue gastando en consultorías privadas y en el pago de horas extraordinarias para empleados que están en la modalidad de teletrabajo. Egresos que no están justificados, según el expresentador de televisión.

Él pidió que se haga una auditoría para establecer los montos pagados en exceso durante los meses de teletrabajo.

La concejala Luz Elena Coloma también pide acciones, aunque busca mecanismos concretos. Aseguró que es necesario que se dibuje una agenda legislativa para hacer cambios que permitan reducir y, sobre todo, transparentar las cuentas del Municipio.

Lo dicho por Coloma corrobora la propuesta de los encargados de las finanzas públicas. Durante la sesión del Concejo, el administrador general del Municipio de Quito, Freddy Erazo, sugirió que se hagan reformas internas para facilitar el flujo de recursos.

lenin moreno

La donación del 50 % del salario de los ministros no tiene un control global

Leer más

Entre las modificaciones deberán priorizarse, entre otros puntos, la recaudación de cuentas olvidadas de entidades cerradas, la reducción del presupuesto, la eliminación de ineficiencia y el mantenimiento de las inversiones en infraestructura y salud.

El presupuesto del Municipio para este año rodeaba los 757,3 millones de dólares. De ese monto, el 46,88% (355 millones) debía llegar desde el gobierno central. Los restantes 402 millones surgirían de fondos propios del cabildo.

Ese valor, sin embargo, también se ha reducido. Hasta el 31 de julio solo se han recaudado 154,6 millones de dólares. Es decir, el Municipio tiene un faltante -a cinco meses de que termine el año- de 247,7 millones de dólares de sus recaudaciones.

El alcalde Yunda, según un comunicado oficial del Municipio, tiene ocho días para presentar una agenda legislativa para aplicar reformas internas que mejoren la situación del cabildo.