La esquirla de la inacción borra a las víctimas de la explosión en la Calle 8

  Actualidad

La esquirla de la inacción borra a las víctimas de la explosión en la Calle 8

Dos afectados están fuera del radar de Riesgos para la entrega del bono. Familiares narran la atención negligente que recibieron los pacientes.

Dato. Pese a las acciones in situ, moradores se muestran inconformes.
Dato. Pese a las acciones in situ, moradores se muestran inconformes.CARLOS KLINGER

Las atenciones solo se dan en la escena. Para las familias de las víctimas colaterales del atentado con explosivos en el barrio Cristo del Consuelo, nada de lo que han realizado hasta ahora las autoridades “ha estado a la altura”. Pues aseguran que más allá de los kits de alimentos entregados, el despliegue de las autoridades por el sector y la entrega de un bono de $260, el accionar de las entidades del Estado es, hasta ahora, “una pantomima”.

Así lo considera Scarlett, de 23 años, hija de Roy Alberto Choez Indacochea, quien producto de la explosión perdió su ojo derecho y tiene comprometido en un gran porcentaje el izquierdo. “Siento impotencia y rabia. Después de todo lo que sucedió en la Calle 8, lo mínimo con lo que nos podían ayudar era con salud, pero ni eso. Mi papá estuvo horas sin ser medicado. De paso, le suturaron su oreja sin realizarle una limpieza. Y después de unas horas le dieron el alta. Cómo mandan a la casa a alguien que perdió sus ojos y parte de su oído sin ni siquiera hacerle exámenes, sin ni siquiera hacerle bien una limpieza. Yo lo limpié y vi la sutura de su oreja, que aún tenía vidrios y tierra”, reprocha la mujer, quien agrega que tras varios reclamos, un funcionario del hospital de Guayaquil Abel Gilbert Pontón gestionó el reingreso de su padre para realizarle valoraciones médicas.

atentaad

Durante tres meses se exonera de pago de planilla de agua en zona afectada por explosión en Cristo del Consuelo

Leer más

Para Scarlett, nada de lo que se haga va a compensar el daño que le ha causado “la ola de violencia que hay en el país”. Dice, muy afligida y con desesperación, que pese a que su padre será intervenido quirúrgicamente para sanar las heridas de uno de sus ojos, “él quedará discapacitado porque ya perdió uno de sus ojos. Nos cambió la vida. Qué va a pasar conmigo, mi hermana y mi abuelo, si él era nuestro sustento y guía. Estoy asustada”.

Este Diario trasladó esta denuncia al Ministerio de Salud y le cuestionó sobre el protocolo de emergencia que aplica en estos casos el hospital Albert Gilbert Pontón, a lo que respondieron que realizarán las averiguaciones del caso para pronunciarse.

A la voz de Scarlett se suma la de José María, hijo de Herlinda Arroyo, quien también perdió uno de sus ojos producto de la explosión. Él cuenta que llevó a su madre hasta el hospital Abel Gilbert Pontón, pero ante la falta de atención, “las pocas garantías de salud” y el trato de los médicos, decidió trasladarla hacia el hospital Luis Vernaza, de la Junta de Beneficencia. Allí será intervenida en los próximos días para recuperar la salud de uno de sus ojos y parte de su oído, según lo dicho por los galenos.

WhatsApp Image 2022-05-16 at 9.44.40 AM

Organización criminal planificaba atentado en las instalaciones del cuartel Modelo

Leer más

“Yo sé que esto será duro para mi mamá. Ella aún no sabe que perdió un ojo, y ruego a Dios que los doctores aquí puedan salvarle el otro”, expresa José, quien agrega que no ha recibido la ayuda que ve en los medios de comunicación. Reconoce que los vecinos han recibido canastas de alimentos para él, pero hasta ahora ninguna autoridad se ha acercado para brindar apoyo a las víctimas colaterales.

Por su parte, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) constató, tras la solicitud de información de este Diario, que ni Herlinda Arroyo ni Roy Choez son parte de la lista realizada por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) para la entrega del bono de contención de 260 dólares. Ante esto refirió que un equipo técnico visitará a los dos casos “para atenderlos en base a las competencias de la institución”, como también gestionará su registro con la entidad encargada.

En ese sentido, explicó que Riesgos es la entidad encargada "del levantamiento de información e identificar a los núcleos familiares que se encuentran damnificados y requieren el Bono de Contingencia, la mencionada institución remite al MIES los listados de los usuarios que recibirán el beneficio".