Escape: “ Sono o no sono el dispositivo con GPS ”

  Actualidad

Escape: “ Sono o no sono el dispositivo con GPS ”

No sonó el pito. O a lo mejor sonó, pero hay sordos de conveniencia. El señor Alvarado era un pícaro de alta peligrosidad porque al estilo Goebbels saturó de propaganda mentirosa el país y lo desconcertó pintándole un paraíso en vez de un infierno.

Las sabatinas fueron su mejor arma y desde ellas difundió insultos, burlas, agravios, órdenes de prisión, destitución de jueces, reconsideración de penas y todo aquello que le ordenó el expresidente Rafael Correa. Como se sabía inmune llegó muy orondo al país y fue detenido, pero como las acusaciones entre ellas la de peculado eran graves, ordenó que le instalen un dispositivo electrónico que solo le sirva de incómodo adorno y de ninguna manera de alerta.

El dinero presuntamente robado mediante sus empresas y lo que le dejaban las sabatinas por las que debería 6 millones de dólares, le serviría para contratar técnico cerrajero y de sonidos que le acompañen a la Ruta Viva y al aeropuerto. Desde allí y con sonrisa cínica de oreja a oreja, se despidió –dicen que a Venezuela- y se fue a gozar de sus ‘ahorros’.

Señor Director, esta es parte de la cirugía mayor anunciada, Dios quiera que se haya producido porque se fue la luz del cambio de la matriz productiva y que pronto los médicos vilipendiados continúen el proceso con ayuda de linternas.

Dr. Carlos Mosquera Benalcázar