Para elevarlo, cerraran un puente vital del sur

  Actualidad

Para elevarlo, cerraran un puente vital del sur

El constante roce de los automotores pesados contra las vigas del puente situado en las avenidas 25 de Julio y Raúl Clemente Huerta (también conocida como Las Esclusas) ha contribuido en el deterioro de ese paso elevado.

Expectativa. Con la intervención, los vehículos tendrán 4,95 metros de altura para circular sin problema.

El constante roce de los automotores pesados contra las vigas del puente situado en las avenidas 25 de Julio y Raúl Clemente Huerta (también conocida como Las Esclusas) ha contribuido en el deterioro de ese paso elevado.

El viaducto forma parte de la vía principal para el traslado de carga hacia y desde el Puerto Marítimo; y de la conexión del sur con el centro de la urbe.

Solo de 18:00 a 19:30 se movilizan de norte a sur un promedio de 3.200 vehículos; y desde las 7:00 hasta las 09:00 alrededor de 3.450 unidades, en sentido sur-norte.

A simple vista se observan las fisuras en las vigas de hormigón, ocasionadas en el instante en que los enormes vehículos intentan girar con su carga por debajo de la estructura.

A criterio de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), el viaducto no ha llegado al límite crítico; pero prefiere hacer correctivos estructurales, que tomarán al menos cuatro meses.

A las 09:00 del próximo lunes 14 de noviembre está previsto el inicio de la intervención del puente en el carril de sur a norte. Las labores, a cargo de la contratista Pamela Luna, obligarán a la suspensión de la circulación para los vehículos que se dirigen en el sentido antes citado (ver gráfico).

La tarea empezará con la demolición de las barandas, el desmontaje de los postes de energía eléctrica y derrocamiento de la losa de rodadura del puente. Esta fase tomará unas tres semanas.

Continuará la colocación de tacos en las bases, que permitirá ganar 55 centímetros de altura, que evitarán los roces de la estructura con los vehículos de carga. Actualmente hay una distancia de 4,40 metros desde la rasante de la calzada hasta la parte inferior de la viga del paso elevado.

Luego va el montaje de las nuevas vigas, que se lo realizará entre las 23:00 y 05:00, para prevenir inconvenientes durante la operación de las grúas.

Cerrará esta etapa la fundición de la losa de rodadura y la instalación de las barandas y las luminarias.

Luego seguirán los trabajos en el sentido norte-sur del viaducto. En esta ocasión se habilitará en el área ya intervenida del puente una ruta de contravía (directa) solo para los automotores que llevan su carga al Puerto Marítimo, con la finalidad de no afectar la cadena de frío de los productos.

El jefe de Planificación de la ATM, Freddy Granda, aseguró que el puente no presenta problemas en la base ni en las rampas de aproximación, solo las vigas han sufrido daños estructurales en sus torones (cables metálicos que trabajan a compresión).

“Si no corregimos a tiempo se pueden debilitar los torones, lo que podría ocasionar un colapso de la estructura”, sostuvo.