Elena Arias: “El plan B con EE. UU. pasa por la negociacion bilateral”

  Actualidad

Elena Arias: “El plan B con EE. UU. pasa por la negociacion bilateral”

La presidenta de la Cámara Ecuatoriano Americana de Comercio Amcham repasa el panorama de intercambios con Estados Unidos en un momento donde el país debe estudiar si renueva o no las preferencias arancelarias.

La presidenta de la Cámara Ecuatoriano Americana de Comercio Amcham repasa para EXPRESO el panorama de intercambios con Estados Unidos en un momento donde el país debe estudiar si renueva o no las preferencias arancelarias del sistema SGP, antes que caduq

- ¿Puede hacer algo Ecuador para influir en la decisión de EE. UU. o es mejor que vaya pensando un plan B?

- La decisión es unilateral de EE. UU. Pero Ecuador puede posicionarse sobre por qué deben mantenerse.

- ¿Quién se beneficia más: Ecuador o EE. UU. de esas preferencias?

- Ambos.

- ¿Quién se vería más perjudicado si no se renueva?

- La relación comercial con Estados Unidos es complementaria. Siempre es un win-win (ganar-ganar). Nosotros les enviamos materias primas e importamos de ellos maquinaria y otros artículos que nos hacen economías complementarias.

- ¿Qué productos se verían más afectados? ¿El camarón que es uno de los pilares de exportación de Ecuador?

- No, el camarón no. Pero las flores sí (las rosas, no), la madera, los bananos preparados, frutas, los jugos de frutas... Son 200 subpartidas. Y los chocolates que es un mercado naciente.

- ¿El chocolate no se exporta más a Europa?

- Sí, está más desarrollado allí, pero se está abriendo más en Estados Unidos que es un mercado más grande.

- ¿Se han movido fichas desde Ecuador en estos meses para compartir con EE. UU. la importancia de que se renueve el SGP?

- Del sector público solo hemos visto que el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, se ha reunido con el embajador Todd Chapman en mayo. Del sector privado sí han enviado varias misiones a Estados Unidos.

- ¿Cómo ha reaccionado el socio comercial, teniendo en cuenta que el Gobierno de Donald Trump ya tiene una buena retahíla de temas candentes en su agenda inicial?

- Lo bueno del país es que tienen un Estado organizado. No todo depende exclusivamente del presidente. Los representantes de América Latina estarán al corriente de que hay que renovar este programa.

- ¿Están dispuestos a hacerlo?

- Hay apertura a conversar.

- Pero eso deja muy en el aire un asunto del que dependen las exportaciones ecuatorianas cuando solo falta medio año para que finalicen las preferencias...

- Hay que tener un plan B que pasa por iniciar una negociación bilateral. El tema está en la mesa, incluso con el embajador. Pero no hay señales concretas del sector público.

- ¿Amcham va a tener un rol más activo en favorecer las relaciones comerciales entre EE. UU. y Ecuador? ¿Y en convencer a EE. UU. de que se renueven las preferencias para no perjudicar a sus socios?

- Desde la anterior presidencia de Amcham ya se cumplían con este rol de articulación. Quizás no de forma tan visible. Pero sí se hace. Hay que recordar que nuestra misión es la de promover y fortalecer las inversiones y relaciones entre ambos países. El reto primordial ahora es mantener las preferencias del SGP.

- ¿Las empresas que son socias de Amcham podrían cabildear o movilizar a los lobbys de EE. UU.?

- Las acciones de posicionamiento son importantes y Amcham, que es miembro de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (US Chamber of Commerce) tiene una posición cercana al Departamento de Estado de Comercio con miras a ese cabildeo. Por ahí se puede ayudar. Se pueden tender puentes.